Alimentación del caballo

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Para que un caballo esté en perfectas condiciones de salud, es necesario alimentarlo correctamente, para lo cual se deben seguir una serie de pautas:

Alimentarle en pequeñas cantidades y varias veces al día: El caballo tiene un estómago pequeño, por lo que debe tener una alimentación pausada y siempre en porciones de pequeño tamaño. De lo contrario, puede sufrir distensiones de estómago, que puede desembocar en indigestiones o cólicos que, además de ser dolorosos, pueden ser dolencias de riesgo si no son atendidas correctamente por un veterinario.

– Después de comer debemos dejarle descansar al menos una hora, ya que durante la digestión, si le obligamos a hacer algún ejercicio sufrirá molestias y tendrá dificultad para respirar. Una hora después de alimentarse ya puede realizar cualquier tipo de ejercicio sin ningún problema.

– Deben disponer de agua en todo momento, ya que de ese modo evitaremos que beban demasiado de una vez. Si lo hacen, su velocidad disminuirá en cualquier actividad que realicen después, por lo que es una pauta que los caballos de carreras deben seguir en todo momento.

– Es necesario mantener una rutina en su alimentación. El caballo es un animal nervioso y delicado, por lo que deberemos darle siempre de comer a la misma hora y alimentos parecidos. Si queremos introducir un alimento nuevo deberemos hacerlo e forma gradual, para que se vaya acostumbrando a ellos poco a poco.

Podemos complementar su alimentación con tabletas para caballos, que están compuestas por ingredientes indispensables en la dieta del caballo, que no se encuentran en todos los alimentos naturales, como son los minerales y vitaminas.

También podemos darles zanahorias y nabos, las primeras partidas y en tiras y los segundos enteros.

Alimentación, Caballos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *