15 noviembre 2011 · Pájaros

Cuidar a nuestra cacatúa
Si quieres conocer un pájaro inteligente debes conseguir información sobre las cacatúas. En realidad son unos loros con cresta que son típicos en Indonesia, Filipinas y Australia. Pueden ser de diferentes colores. Las cacatúas pueden ser criadas en cautividad pero la belleza de este animal se puede disfrutar mucho más estando en libertad.

Las cacatúas como mascotas pueden ser animales verdaderamente amorosas. Mantener una cacatúa como mascota es un compromiso de por vida. Estas aves son conocidas por tener una vida muy larga. Pueden llegar a vivir hasta 120 años. Existen hasta 21 especies de cacatúa. Pertenecen a la familia de las aves llamadas Cacatuidae. El origen del nombre de esta ave es de un nombre malayo. Reconocer a estos pájaros y diferenciarlos de otros no es una tarea difícil gracias a su cresta.

Cuidar a nuestra cacatúa

5 noviembre 2010 · Cuidados · Pájaros

Cuidados de la cacatúa
Las cacatúas se han convertido en unas mascotas muy populares y son muchos quienes disfrutan tanto de su compañía como de su parloteo, ya que es indudable que las cacatúas son unas habladoras incansables, acompañando sus palabras con el movimiento de la cresta de plumas amarillas que tiene sobre la cabeza.

Pero quienes deseen tener una cacatúa como mascota deberán tener en cuenta que estos animales necesitan una serie de cuidados especiales:

- Baños frecuentes: No olvidemos que las cacatúas vienen de bosques e islas tropicales, del Pacífico y Nueva Zelanda donde el nivel de humedad en el aire es muy alto y las lluvias frecuentes. Los baños las relajan, por lo que es bueno bañarlas a menudo, sobre todo si son aves nerviosas.

Cuidados de la cacatúa

11 marzo 2010 · Pájaros · Razas

Variedades de cacatúas
Las cacatúas cuentan con un gran número de variedades. Éstas son las más habituales:

- Cacatúa Alba, caracterizada porque su cresta es totalmente blanca, al igual que su plumaje, que sólo adquiere un tono amarillento en la cola y bajo las alas. Alcanza los 45 centímetros de longitud y pesa unos 550 gramos. Necesitan mucha atención y, si no se les hace caso, tienden a reaccionar arrancándose las plumas.

- Cacatúa de moño naranja, pese a su nombre, la cresta no siempre es naranja, a veces también es amarilla. Sus mejillas también adquieren un color anaranjando o a veces amarillo. Pequeña en comparación con otras subespecies, pues ronda los 33 centímetros de longitud, con un peso de 350 gramos. Difícil de criar en cautividad, a no ser que haya sido criada para ese propósito.

- Cacatúa rosa, muy afable y bastante silenciosa. Llama la atención por su cresta rosa y porque parte de su plumaje también es de eso color, a veces incluso de un fucsia brillante. Muy longeva, puede alcanzar los 40 años, además es monógama. 34-36 centímetros de longitud y 330 gramos de peso son sus medidas estándar.

- Cacatúa inca, muy vistosa y exótica, ya que su cresta es de tres colores y en el plumaje de su cuerpo se combinan el rosa y el blanco. Sin embargo, es una especie muy cara y poco dócil, recomendable para aquellos con experiencia en la cría de pájaros. Mide alrededor de 35 centímetros y pesa unos 480 gramos.

- Cacatúa de moño amarillo; blanca casi por completo, excepto en las plumas de su cresta, que son amarillas. Bastante grande: 38 a 50 centímetros de longitud y peso de 800 a 950 gramos. Dócil y recomendable para tener en casa, siempre y cuando se le provea de una jaula amplia.

9 marzo 2010 · Cuidados · Pájaros

Tener una cacatúa como mascota
Procedentes de Australia y las islas del Pacífico Sur, la cacatúa es una especie de loro (familia psittacidae) muy llamativa, debido a su cresta de plumas eréctiles.

Por su tamaño (de 40 a 50 centímetros, aproximadamente, varía según la variedad de cacatúa) las cacatúas pueden vivir bien en una jaula de unos 90 centímetros, hay que pensar en un espacio donde pueden abrir por completo sus alas.

Bonitas, llamativas, pequeñas, exóticas y muy amigables, no suelen picar a los invitados y se llevan bien con los otros pájaros. Pero antes de adquirir una, hay que plantearse una serie de detalles:

- El ruido. Todas las especies de loros son bastante ruidosas, cuanto más grande sea el animal más alto suele ser el graznido que emite. Las cacatúas emiten una especie de silbido, menos agudo que el de los periquitos, durante casi todo el día. Si vivimos en un apartamento pequeño, rodeados de vecinos, esto puede convertirse en un problema.

- El precio. Como todo animal exótico, la cacatúa no es barata, y si encuentras una especialmente barata, desconfía, es probable que esté enferma.

- Su capacidad de hablar. Cuanto más grande es la especie de loro, mayor es su capacidad de hablar (y también de emitir sonidos altos durante todo el día). A la cacatúa se le puede enseñar a decir algunas palabras sencillas, pero no se le puede pedir la elocuencia de otras especies como el loro africano gris o el loro amazónico.

- El tiempo que le podemos dedicar. Se suele pensar que tener un pájaro es menos exigente que mantener un perro o un gato. En el caso de la cacatúa no es así, hay que dedicarles tiempo y educarlas, preferiblemente desde crías, para que estén tranquilas y graznen menos.