Perros y gatos en la misma casa

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Hay gente a la que le gusta tener solo una mascota, mientras que otras personas optan por tener varias, ya sea el mismo tipo de mascota o diferentes. A la hora de optar por tener perros y gatos en casa, casi todo el mundo lo ve como algo imposible ya que han sido dos especies que siempre se han llevado mal, aunque la verdad es que no es para tanto y pueden convivir perfectamente.

Perros y gatos se han odiado siempre y se han atacado siempre, pero lo cierto es que pueden aprender a llevarse bien si viven bajo el mismo techo. Aunque nunca vayan a llevarse realmente bien y ser “amigos”, sí que pueden tolerar la presencia del otro. Para conseguirlo, lo único que hay que hacer es educarlos de manera que aprendan a vivir juntos.

Lo mejor, cachorros

Para que se lleven bien desde un primer momento, lo ideal es que ambos se conozcan siendo cachorros, ya que no han tenido tiempo de vivir alguna mala experiencia con la otra especie. Aunque siempre se lleven mal, eso no lo saben, así que de esta manera es seguro que no tendrás problemas. Por supuesto, también pueden conocerse siendo adultos, aunque habrá que dedicar más esfuerzos a su educación.

Siempre en compañía


Mientras no sean amigos, hay que evitar que el perro se acerque al gato, ya que el gato estará receloso y si el perro le olisquea echará a correr, lo que hará que el perro se ponga a perseguirlo. Sí que hay que permitir que el gato se acerque al perro, pero siempre supervisando para que no haya ningún problema, al menos mientras no sean amiguitos. Si los vas a dejar solos en casa, que no sea en la misma habitación ya que nunca se sabe lo que puede pasar.

Premios

Los premios funcionan muy bien mientras se van haciendo amigos, así que anima al perro a que deje que el gato se tumbe a su lado, juegue con él o caminen juntos. Cada vez que lo permita, dale algún premio como una galleta, una caricia o unas palabras cariñosas. Que sepa que está muy bien dejar que el gato esté con él. Normalmente, suelen pasar unas 10 semanas hasta que gatos y perros conviven sin problemas, así que no desesperes si antes no lo consigues.

Gatos, Perros,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *