Grandes mentiras sobre los perros

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1


La vida está llena de falsos mitos sobre un montón de cosas, y en el caso de los animales también los puedes encontrar en casi todas las especies y razas. Hoy me gustaría escribir sobre los que hay en torno a los perros, grandes mentiras sobre sus cuidados o su forma de ser que pueden perjudicar, y mucho, si les haces caso. Lo importante es conocer las necesidades reales de cada perro y no darle importancia a cosas que en realidad no la tiene.

Lo que debes tener muy claro es que los perros son animales, y aunque convivas mucho tiempo con ellos y entre ambos surjan lazos emocionales, nunca puedes humanizarlos ya que es contraproducente para todos. Toma nota de algunas mentiras sobre los perros que seguro que en alguna que otra ocasión te viene bien saber:

Nariz caliente

Algo que oirás en muchas ocasiones es que “un perro con la nariz caliente tiene fiebre”. Pues bien, es totalmente falso. La temperatura de su nariz tiene mucho que ver con las condiciones ambientales, y por ejemplo si ha estado al sol la tendrá caliente pero no tendrá fiebre.

Cataratas y dulces

Otra mentira es que cuando un perro tiene cataratas es por haber comido dulces o productos que contienen azúcar. Las cataratas pueden ser una enfermedad congénita en el perro que suele aparecer casi siempre en algunas razas, como el pastor alemán, y que su aparición no tiene nada que ver con lo que haya comido. Está claro que un perro que se alimenta bien siempre será más sano, pero su dieta no influye tanto como para que tenga cataratas.

Capacidad emocional


Es posible que también haya oído que los perros no tienen capacidades emocionales, sin duda una de las grandes mentiras sobre el mundo canino. Los perros pueden sentir celos, rivalidad, amor… están perfectamente preparados para relacionarse con su entorno y desarrollar relaciones afectivas hasta cierto punto, siendo además perfectamente conscientes de quién le da cariño y quién no.

Perros,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *