Divertidos paseos por la nieve
El aire fresco y el ejercicio físico son muy importantes para nuestras mascotas. El invierno nos da la posibilidad de dar agradables paseos por zonas que en invierno se llenan de nieve y nos facilitan el disfrute de bonitos momentos con nuestros perros. Si vas a pasear por una zona con nieve con tu perro, recuerda los siguientes consejos:

– Proteje a tu mascota del frío. Muchos piensan que con su capa de eplo y su grasa corporal estos no pueden pasar frio pero, esto no es así, sobre todo si el paseo dura demasiado tiempo. Puedes utilizar chaquetas a medida y “botines”.

– Conoce el nivel de forma de tu perro. Los perros que suelen tener un corto paseo alrededor de la manzana pueden encontrar una caminata a través de la nieve como un ejercicio matador. Si tienes pensando realizar este tipo de paseos con tu mascota, ante de la temporada estival ve aumentando su ritmo de paseo.

– Controla que las patas no se le llenen de bolas de nieve. Los trozos duros se pueden convertir en trozos de hielo y quedarse por dentro de sus almohadillas . Esto puede ser extremadamente doloroso para el animal.

– Mantén las patas de tu perro libres de cualquier sustancia química utilizada para derretir la nieve y el hielo. Estos productos químicos pueden irritar la piel. Limpia las patas de tu perro cuidadosamente con un paño húmedo para eliminar cualquier producto químico, o utiliza botines para proteger sus patas.

– Trata de evitar los caminos en los que pueda haber demasiada gente o motos de nieve para evitar cualquier incidente.

– La nieve no es un sustituto del agua, así que asegúrate de llevar agua para que tu perro pueda beber tranquilamente.