Consejos para preparar galletas caseras para gatos

Share on Facebook36Tweet about this on Twitter0Share on Google+2


Preparar galletas caseras para gatos es una forma sencilla y barata de controlar su alimentación. Y es que cocinar estos premios comestibles para gatos permite vigilar la calidad de los ingredientes que ofrecemos a nuestra querida mascota y tener siempre a mano una recompensa nutritiva y saludable para el animal. Eso sí, las galletas nunca pueden sustituir la alimentación habitual del gato.

Hoy en Animal Mascota vamos a darte unos cuantos consejos para que cocines las galletas caseras, que pueden estar realizadas por diferentes alimentos. ¿Nos acompañas?

Seleccionar los alimentos más convenientes

En primer lugar, debes tener en cuenta que las recetas de galletas caseras para felinos no solo permiten controlar los ingredientes de los premios comestibles que ofrecemos a los gatos, sino que permiten vigilar su calidad y cantidad. Además, cocinar estos premios en casa es un modo de seleccionar los ingredientes más convenientes para el animal en caso de gatos alérgicos o de estómago sensible.

Alimentos peligrosos para el animal

Lo más importante, eso sí, es que no contengan alimentos peligrosos para el felino, entre los que se encuentran la cebolla, el ajo, el chocolate y las vísceras de pescado. Por otro lado, debes tener en cuenta que una forma de evitar reacciones alérgicas en el animal es tener precaución a la hora de introducir un nuevo ingrediente. ¿Cómo? Haciéndolo en pequeñas cantidades.

Conservar las galletas

Para conservar las galletas siempre frescas lo mejor es introducir estos alimentos en un táper hermético dentro de la nevera, aunque también se pueden utilizar bolsas de algodón o una lata cerrada. Eso sí, deberás sacarlas de la nevera 10 minutos antes de ofrecérselas al gato. En función de los ingredientes que contengan, durarán unas dos o tres semanas. Si se forma moho, deberás tirarlas, incluidas las galletas que no están afectadas. Si quieres, la masa de las galletas puede congelarse en bolsas separadas, igual que el resto de alimentos de la familia.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *