Un erizo sano


Después de pensar y pensar, has decidido que quieres tener un erizo como mascota. Antes de ir a la tienda especializada, debes saber unas cuantas cosas sobre los erizos, de esta, forma, cuando llegues a la tienda podrás saber si el erizo que vas a comprar está sano o no. Aprender todo lo que puedas sobre el cuidado de los erizos antes de ir de compras también te ayudará a saber si el resto de los animales de la tienda a la que te has dirigido están bien cuidado o no.

Realizar un reconocimiento a un erizo, puede ser una tarea difícil, ya que son animales bastante nocturnos y se enrollan con mucha facilidad cuando creen estar en peligro. Lo primero que debes hacer es observar cómo se mueven los erizos. Deben intentar curiosear y moverse para ver qué es lo que está pasando. No deben estar demasiado aletargados o somnolientos.

Deben tener una forma de andar suave, sin ningún tipo de cojera o temblor. Cuando cojas uno de ellos, rápidamente se convertirá en una bola. Déjale así hasta que él mismo empiece a notar como no eres un peligro. Si tarda mucho tiempo, es que tiene demasiado miedo. Estos erizos serán más difíciles de tener en casa, ya que tienen algún tipo de trauma.

Mira los ojos del erizo. Deben ser claros, brillantes y libres de enrojecimiento o secreciones. La piel de alrededor de los ojos debe estar limpia y seca, libre de costras o legañas. Los ojos no deben estar hundidos o semicerrados. El hocico, también debe estar limpio y un poquito húmeda. Escucha la respiración del erizo. Si notas algún tipo de ruido, este puede tener algún tipo de infección respiratoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *