Trucos para que tu perro acuda cuando le llamas


Todos hemos observado perros que, en cuanto su amo les llama, salen disparados hacia él o ella dejando cualquier actividad que tengan entre manos, algo que muchos otros dueños de perros contemplan con envidia, ya que ellos por mucho que griten el nombre de su perro, silben o se enfaden, sólo en contadas ocasiones consiguen que el animal acuda cuando es llamado.

Lograrlo no resulta difícil, aunque tendremos que tener paciencia y utilizar algunos trucos para entrenar a nuestro amigo y conseguir que venga cuando le llamamos.

Primeros pasos

Lo primero es escoger las palabras con las que llamaremos al perro, ya sea “ven aquí”, un silbido o cualquier otra. Lo importante es que sean siempre las mismas, para no confundir al animal.

También nos harán falta algunos premios de comida, con los que reforzaremos positivamente a nuestro perro cuando lo haga bien. Debemos asegurarnos de que son sus favoritas, ya que necesitamos que el perro asocie el hecho de acudir cuando le llamamos a algo muy agradable.

Comenzaremos en casa, llamándole. Cuando acuda a nuestra orden, le daremos un premio. Al principio nos situaremos cerca de él y poco a poco a más distancia. Si no acude de ninguna manera, utilizaremos una correa larga, para atraerlo hacia nosotros al tiempo que le damos la orden, de forma que el animal asocie ambas acciones.


Debemos evitar sobrealimentar al perro, por lo que a veces también utilizaremos caricias, palabras cariñosas o cualquier otro gesto que haga sentir bien al animal.

No te enfades

No debemos llamar al animal a gritos y aún menos con tono de enfado, sino de forma clara y contundente, dándonos una palmada en la pierna o señalando nuestros pies, reforzando así la orden.

No te enfades si el animal no viene. Ten paciencia y, cuando lo haga, prémialo. De ese modo, tarde o temprano, logarás tu objetivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *