Termómetros para perros


Uno puede seguir comprando los ordinarios termómetros rectales de toda la vida para su perro pero hay que tener presente que ya existen otros modelos. Los termómetros rectales se pueden utilizar con algo de vaselina o aceite para no hacer que el animal pase por una experiencia tan desagradable. Debe dejarse un minuto más o menso y una vez que se extraiga debe ser inmediatamente limpiado.

No se debe lavar con agua caliente. Cualquiera puede leer este tipo de termómetro girándolo lentamente hasta que se vea el mercurio o la banda. Como propietario de una mascota siempre debes estar pendiente del estado del animal para saber si está bien o no. En caso de que sospeches que tu perro está enfermo, puedes ponerle la mano en la frente para medir su temperatura corporal. Esto no será un indicador exacto, por eso es importante tener un termómetro en casa para perros.

Existen ciertos modelos que pueden ser colocados dentro de las orejas o dentro de la boca del perro. Pero en este caso hay que tener cuidado en la selección de los termómetros ideales para mediciones adecuadas de la temperatura corporal. En varios casos, solo la medida de la temperatura corporal externa no es suficiente. La mayoría de las veces lo mejor es determinar la temperatura corporal por el recto.

Antes de introducir el mercurio en el interior del recto del perro debes sacudir el termómetro para que se ponga a cero. No te olvides del tema del lubricante que te comentábamos al principio. Es recomendable que alguien te ayude por si el animal intenta escaparse o quiere defenderse del ataque “trasero”.

Accesorios,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *