Selkirk Rex, el “gato ovejita”


El Selkirk Rex es una de las razas más recientes de gatos que existen, ya que su origen está en una mutación aparecida en una camada en Wyoming (EE.UU.) en 1987, en la que nació un gatito un pelaje y unos bigotes rizados. Este gato se cruzó con un persa negro y las crías conservaron esta mutación, momento en que nació la raza como tal.

Se trata de un gato grande, robusto y musculoso, al contrario que los ejemplares pertenecientes a las otras razas de rex, que son más pequeños y delicados. Su pelaje puede ser semilargo o corto y se caracteriza porque no tienen pelaje interior, lo que le convierte en un gato casi absolutamente casero, amante del calor del hogar y al que le gusta poco salir fuera de casa, sobre todo en las épocas de frío.

En el pelaje se admiten todos los colores y el color de sus ojos suele ir de acuerdo al pelaje, variando desde el verde hasta un bonito azul intenso. Si tienen el pelo corto, su aspecto se asemeja mucho al de una oveja pequeña, por lo que este gato también recibe el sobrenombre de gato ovejita.

Si tenemos niños, el Selkirk es sin duda una de las razas más apropiadas para tener como mascota, ya que es un animal muy tranquilo, que puede soportar sin inmutarse los juegos de los niños. Es además una mascota abierta y amistosa, por lo que no presenta problemas a la hora de compartir su espacio con otros animales. Le gusta mucho jugar y le encanta que sus amos le cojan en brazos, le acaricien y tener contacto corporal con ellos.

Su pelaje es fácil de cuidar, ya que no debe cepillarse con mucha frecuencia y podemos espaciar el baño más que en el resto de los gatos.

Gatos, Razas,
>

También te puede interesar...

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *