Por qué adiestrar a un perro en positivo

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter18Share on Google+0

adiestramiento-positivo
Existen diferentes formas de adiestrar y educar a un perro, pero en Animal Mascota somos partidarios del adiestramiento en positivo, es decir, educar a los canes de forma amigable, sin usar métodos que impliquen malestar, dolor o miedo en el animal.

Educar en positivo consiste en utilizar refuerzos positivos (juegos, premios, caricias, reconcomiendo verbal, atención…) para reformar comportamientos deseados. En el caso de que el animal se comporte de una manera inadecuada lo que hay que hacer es ignorarlo. ¡Hoy te contamos todas las ventajas de este tipo de educación canina!

Un método efectivo

En primer lugar, queremos comentar que mientras que las conductas reforzadas y premiadas tienden a repetirse, las ignoradas desaparecen o cambian con el tiempo. En este sentido, es importante tener en cuenta que mientras que con los estímulos negativos los perros solo aprenden mediante la acción-reacción, los estímulos positivos ayudan a pensar a los animales, por lo que acaban siendo más resolutivos.

Además, debes saber que todos los integrantes de la familia pueden involucrase en el adiestramiento en positivo, incluyendo los niños.

adiestramiento-positivo1

Se evitan traumas

Una de las razones por las que deberías adiestrar a tu perro en positivo es que así podrás evitar posibles traumas en el animal derivados de los castigos. De hecho, con el adiestramiento en negativo, podemos crear perros inseguros y estresados, lo puede desencadenar en una mayor agresividad por parte del animal.

Un vínculo más fuerte

Otra de las grandes ventajas del adiestramiento en positivo es que ayuda a crear un vínculo más fuerte con el animal. Además, tu mascota se sentirá más querida, respetada y, por supuesto feliz.

Para todos los perros

Por último, queremos comentar que el adiestramiento en positivo es efectivo para todos los perros, incluyendo los que tienen problemas de agresividad o miedo.

Artículo recomendado: Riesgos de los collares de adiestramiento

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *