Perros famosos en la historia


Desde que en la antigüedad el ser humano domesticó al lobo, el perro ha sido un fiel compañero para nosotros. Pero su papel no se ha limitado al de mera mascota, sino que muchas veces los canes han sido protagonistas de auténticos gestos heroicos que los han llevado a tener un lugar preponderante en la historia. Aquí te presentamos algunos de ellos:

Laika: Esta perrita vagabundeaba por las calles de Moscú cuando fue recogida y se convirtió en el primer ser vivo que viajaba al espacio. Laika, nombre que en ruso significa “ladrido”, era muy tranquila, lo que la convirtió en una candidata perfecta para la investigación. La nave en la que viajaba, el Sputnik II, despegó el 3 de noviembre de 1957. Nunca volvió a la tierra.

Balto: En 1925 se desató en Nome, un pequeñito pueblo de Alaska, una epidemia de difteria. Los habitantes no tenían penicilina para combatirla enfermedad y el medicamento sólo estaba disponible en Anchorage, a más de 1600 kilómetros de distancia. La única posibilidad de llevar la penicilina era en un trineo tirado por perros.

El perro guía se rompió una pata, y Balto ocupó su lugar, logrando que la penicilina llegara la población y salvando las vidas de los niños. Balto se convirtió en un héroe nacional, tanto que en el Central Park de Nueva York se erigió una estatua en su honor con el lema “Resistencia, fidelidad e inteligencia”.

Hachiko pasó a la historia por su fidelidad. Su dueño, profesor en la Universidad de Tokio, cogía todos los días el tren para ir a su trabajo y Hachiko acudía para esperarle a la estación. El profesor murió de un derrame cerebral y no volvió, pero Hachiko fue a esperarla cada día a la estación durante nueve años, hasta su muerte. Hachiko tiene hoy una estatua conmemorativa en dicha estación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *