¿Cómo sabes si tu mascota está enferma?


Prevenir es el mejor remedio. Le has vacunado durante todo el año, le revisas cada cierto tiempo para ver que está perfectamente, limpias sus oídos, lleva una dieta adecuada, realiza bastante ejercicio físico, pero muchas veces tu mascota se puede poner enferma sin saber por qué. Aunque puede ser difícil saber cuándo debes ir al veterinario, aquí tienes algunas directrices en el reconocimiento de una mascota para saber si está enferma o no. Recuerda que siempre debes tener a mano el teléfono de tu veterinario y el de algún servicio de ambulancia si es que tu veterinario no tiene.

– Fíjate en sus heces. Pueden que estas hayan cambiado de color e incluso que sean más líquidas. Puede que le haya sentado mal la comida, pero si ves que las heces se convierten en diarrea y se prolongan durante un tiempo piensa que puede estar enfermo.

– Inexplicable pérdida de peso repentina.


– Importante pérdida de apetito o también todo lo contrario, aumento del apetito.

Vómitos.

Picor de orejas. Puedes ver como intenta rascarse todo el tiempo o simplemente está continuamente agitando la cabeza.

Eczemas por el cuerpo.

– Importante pérdida de pelo. Además de la caída abundante fíjate si se produce sólo en una zona determinada.


– Estornudos o tos persistente.

– Ojos llorosos o morro constantemente húmedo.

– Rigidez o debilidad en cualquiera de sus articulaciones. Puedes notar cómo se mueve con dificultad.

– Incapacidad para orinar o para defecar. Si notas este problema, sobre todo el de orinar, llévalo inmediatamente al veterinario.

Cortar las uñas a tu mascota


Cortar las uñas a tu mascota es una costumbre imprescindible que debes adquirir, aunque sino te atreves por miedo a hacerle daño lo mejor es que lo lleves al veterinario para que lo haga él. Debes fijarte en las uñas de tu mascota ya que no puedes permitir que estas crezcan tanto que se les enrosquen. Esto puede crear problemas dolorosos a tu animal.

Acostumbra a tu mascota desde que es cachorro a cortarle las uñas. Comienza cuando es joven, ya que para él se convertirá en un proceso que forma parte de su vida. Cuando es más mayor no intentes hacerlo pillándole dormido o como si fueras a realizar una operación de cirugía. El animal no debe coger miedo a que le corten las uñas. Puedes seguir algunos de estos consejos:

– No cortes excesivamente las uñas. Corta la parte más blanca sin llegar a la parte ros, ya que si cortas esa parte harás que le salga sangre y que le duela bastante. Si las uñas de tu amigo son negras y no diferencias ningún color, recorta simplemente las puntas.


– Si el pero el animal es pequeño te podrán servir unas tijeras como las que utilizas para tus uñas, pero si su tamaño es mediano o grande deberás comprar unas tijeras especiales.

– La uña debe cortarse de abajo hacia arriba, no desde arriba hacia abajo. Recuerda siempre que no debes cortar demasiado. Por si te pasas cortando, ten preparado un pañuelito para quitar la sangre y unos polvos especiales que hay en el mercado (pregunta a tu veterinario). Esos polvos, aplicados en la herida, deben detener la sangre como mucho en 10 minutos. Si sigue saliendo sangre llama al veterinario.

¿Qué es un ovario ectópico?


La palabra «ectópico» viene de la palabra griega, ektopos, que significa «fuera de lugar«. En términos médicos, ectópico se define como: un lugar o posición anormal de un órgano o una parte del cuerpo, produciendo problemas congénitos o lesiones.

Así, en referencia a esta cuestión, el ovario ectópico es un tejido ovárico que está «fuera de lugar». Se encuentra en un lugar donde no es normal que esté situado. Esto suele detectarse mediante el microscopio y una vez que se ha realizado una esterilización a un animal. Si después de la cirugía nuestra mascota sigue notando molestias que no te han comentado, lo mejor es que le lleves para que le hagan una revisión general.


Más de una vez se han dado casos de gatitas operadas que vuelven a la consulta meses después de la operación con claros síntomas de celo. Tras realizar cirugía exploratoria, se ha detectado algo de tejido ovárico muy pequeño cerca de la zona donde se encontraban los ovarios. Una vez encontrado, este tejido debe ser quitado de nuevo para que las hormonas del animalito no se sigan revolucionando.

Otros órganos también pueden ser «ectópicos», como por ejemplo los testículos. Estos se pueden descolocar y encontrarse situados en la cavidad abdominal o del anillo inguinal. También pueden encontrarse fuera de lugar los uréteres (tubos que llevan la orina desde los riñones a la vejiga), y el tejido tiroideo (se puede encontrar en cualquier lugar de la laringe hacia el diafragma).

Mascotas con sobrepeso


Un gran número de mascotas sufren sobrepeso. En algunos casos, la obesidad es causada por problemas hormonales o por motivos genéticos, pero la mayoría de las veces este problema se debe a estilos de vida sedentarios, muchos aperitivos y la ingesta excesiva de alimentos ricos en calorías. Los animales que tienen sobrepeso son más propensos a sufrir problemas de corazón, pérdida de energía, diabetes, etc. Ver si tu mascota tiene sobrepeso no es muy difícil y así podrás ayudarla:

– Mira por detrás a tu amigo. Debes buscar una buena curva en la zona de la cintura (justo detrás de la caja torácica). Una mascota con una «línea recta» de la cabeza a la cola es una mascota con sobrepeso.

– Observa la cara de tu amigo. Igual que en el apartado anterior, una mascota con «línea recta» o una zona con flacidez en el rostro es una mascota gordita. Los gatos son especialmente propensos a engordar en la zona del vientre.


– Las costillas deben notarse fácilmente al tocarles y la piel debe deslizarse por las costillas sin problemas.

– La zona que se encuentra por encima de la base de la cola se dobla o hace un pliegue en ese lugar: sobrepeso.

Una vez que te has dado cuenta del sobrepeso de tu mascota puedes seguir algunos de estos consejos:

1. Acude al veterinario para que te aconseje sobre el cambio de hábitos alimenticios y el ejercicio físico ideal para tu amigo.

2. Revisa imágenes de tu mascota para ver cuál es su peso ideal para no hacer que se quede demasiado delgado.