Combatir pulgas y garrapatas en animales


Si las mascotas de tu hogar sufren la invasión de pulgas y garrapatas, presta atención a estos consejos para lograr erradicarlos.


Realiza una limpieza profunda de tu hogar periódicamente con desinfectante, insecticida líquido en spray, ya que las pulgas y garrapatas pueden alojarse en zócalos, alfombras, sábanas y almohadas. Si no dispones de tiempo para esta tarea, que sepas que existen empresas especializadas que realizan este tipo limpieza.


Baña a tu mascota con un champú antipulgas y garrapatas o aplícale un insecticida de uso veterinario.


Unos días después de haberla bañado, puedes aplicarle una pipeta antipulgas y garrapatas, para evitar que vuelva a contagiarse. Lee atentamente las instrucciones de aplicación y no olvides que debes aplicar el producto periódicamente en las cantidades adecuadas, que variaran según el peso del animal.


Si tu mascota sólo tiene garrapatas, puedes quitárselas de la siguiente manera: colócate un par de guantes de látex, frota alcohol sobre la garrapata y con una pinza elimínala de su lugar, procura tomarla lo más cerca posible de la piel del animal. En caso de que la cabeza haya quedado enganchada a su cuerpo, no te preocupes, caerá sola en un par de días. Finalmente, desinfecta el área y todos los utensilios utilizados con alcohol.

Infecciones en los oídos


La causa más común de infección de oídos en gatos y perros suele ser la suciedad que se acumula en el interior. Los ácaros del oído, crean una gran cantidad de residuos de color marrón oscuro que suele producir un gran picor. La mayoría de los tratamientos suelen ser muy rápidos y efectivos pero, debes acordarte de limpiar los oídos de tu mascota bastante a menudo.

Los perros, en particular los que tiene las orejas grandes, comúnmente sufren de más infecciones por diferentes levaduras y bacterias en el interior de sus oídos. Este problema no es contagioso. Algunas otras causas por los que las mascotas sufren estas infecciones son: el exceso de humedad (natación, baño, aseo excesivo), y alergias de la piel. Los síntomas más comunes son:

– Rascarse o frotarse las orejas y la cabeza
– Olor en el interior del oído
– Enrojecimiento o hinchazón del conducto auditivo externo
– Dolor y sensibilidad alrededor de los oídos
– Temblor de la cabeza o la inclinación de la cabeza hacia un lado
Cambios en el comportamiento tales como irritabilidad y la tristeza

Debes pedir a tu veterinario que te enseñe a limpiarle los oídos a tu mascotas. De 1 a 2 veces al mes, después de nadar o de bañarle, deberás proceder a realizar dicha limpieza. No utilices remedios caseros que no te haya recomendado específicamente tu veterinario. Debes vigilar si la infección persiste para comentárselo al médico y estudiar la posibilidad de poner un tratamiento con antibióticos al animal.

Enfermedades de gatos


La mayoría de las enfermedades graves que padecen los gatos se pueden prevenir mediante las vacunas que son administradas por el veterinario. Sin embargo, aunque el animal esté vacunado, es muy recomendable observar a tu mascota por si vieras algún cambio en su comportamiento que te indique que el animal está enfermo. Aquí tienes una lista de de las enfermedades más comunes entre los gatos:

Calicivirus
Enfermedad muy contagiosa que afecta al sistema respiratorio. Los síntomas incluyen la pérdida de apetito, úlceras en y alrededor de la boca, y letargo.

Virus de la inmunodeficiencia felina
Similar a la pandemia humana que se conoce como el VIH. La enfermedad se transmite a través de mordeduras de gato y afecta al sistema inmunológico. Los síntomas incluyen infecciones en el tracto urinario, vías respiratorias, los riñones y el hígado.

Leucemia felina
Este virus se transmite de un gato a otro. Afecta gravemente al sistema inmunológico del animal. Los síntomas de la enfermedad son difíciles de observar y tu mascota puede parecer sana.

Gripe felina
El gato se infecta a través de las bandejas de arena sucia o al ponerse en contacto con las secreciones infectadas de otros gatos. Los síntomas incluyen la inflamación de los ojos, el letargo, fiebre, pérdida del apetito y estornudos constantes. Otros síntomas que se consideran más graves son las úlceras en la boca, la pérdida de peso y la negativa a comer.

Panleucopenia
Esta es una enfermedad que debilita el sistema inmunológico mediante la supresión de la producción de glóbulos blancos. Afecta principalmente a los gatitos, pero también puede afectar a los gatos adultos. Los síntomas incluyen heces con sangre y fiebre. La recuperación completa de la enfermedad es poco frecuente.

La Leishmaniosis canina


La Leishmaniosis canina es una enfermedad parasitaria grave que afecta a los perros, y es causada por un parásito denominado mosquito de Leishmania. Habitualmente, el primer síntoma es la pérdida de pelo, sobre todo alrededor de los ojos, orejas y la nariz. Según la enfermedad va avanzando, el perro pierde peso, aunque no el apetito. Normalmente hace que salgan heridas en la piel, especialmente en la cabeza y las patas, en las áreas donde el perro se apoya en el suelo. Cuando el cuadro se vuelve crónico, éste se complica observando síntomas relacionados con insuficiencia renal en muchos casos. Entre otros lugares geográficos, aparece principalmente en muchos países de América Latina y en todos los países de la región mediterránea. En España, las regiones más afectadas son las de Aragón, Cataluña, Madrid, Baleares, Levante, Murcia, Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura, Castilla y León.

La temporada de mosquitos comienza con el calor, normalmente en mayo, y finaliza en septiembre u octubre, dependiendo de cuánto se prolongue el verano. La leishmaniosis es una enfermedad que causa la muerte a la mayoría de perros afectados, especialmente si no reciben tratamiento y vigilancia posterior. Los flebótomos, los mosquitos que transmiten la Leishmaniosis, son insectos de tamaño pequeño, con pilosidades y dos alas que, a diferencia de los comunes, no emiten el sonido de zumbido al volar. También pican a los humanos y algunas personas pueden presentar reacciones fuertes, pero no como las que provocan en nuestras indefensas mascotas.

Si creéis que a vuestro perro le ha picado este mosquito, es indispensable visitar al veterinario para que realice una prueba analítica mediante una muestra de sangre de su perro. Dependiendo de su estado, también tomará una muestra de la médula ósea o del tejido de un ganglio linfático inflamado para examinarla al microscopio y detectar los parásitos. Por desgracia, el tratamiento no cura esta enfermedad y solamente suprime los síntomas. Además, no impide que los perritos puedan tener una recaída posterior.

Evitar que nuestro perro pase frío


El frío puede afectar el bienestar de nuestras mascotas, ya que las bajas temperaturas pueden alterar el equilibrio de su organismo. Hay que tener especial cuidado, sobretodo, con animales jóvenes o recién nacidos, los de mayor edad y los que padecen artritis, ya que el frio empeora la situación de sus articulaciones. Por esas razones, ante la llegada de estaciones frías, hay que tomar precauciones para evitar decepciones.

Alimentación y los ejercicios
El mayor aporte de calorías y nutrientes necesarios los dan los alimentos equilibrados, especialmente diseñados para cada tipo de perro. Los animales que están mucho tiempo al aire libre requieren de una alimentación reforzada, ya que necesitan una cantidad mayor de energía. Tampoco el ejercicio debe descuidarse porque haga frío y no nos apetezca salir. Los perros que viven en pisos tienen que ser paseados diariamente.

Abrigarlos a la hora de dormir
Cuando una mascota está fuera de casa, tiene que tener un lugar donde protegerse por la noche, ya que es indispensable aislarlos de la humedad del suelo. Otro elemento a tener en cuenta es que las casitas de perros no tengan goteras porque el agua que entra por la noche puede ocasionar resfriados. Asimismo, este alojamiento debe ser pequeño para que pueda concentrar el calor que ellos mismos desprenden.

La pérdida del pelo o la sequedad de la piel durante el invierno puede ser signo de que nuestra mascota pasa frío. En tal caso, hay que cepillarlo más a menudo, para activar la circulación sanguínea del cuero cabelludo y estimular la hidratación. Si nuestra mascota sufriera una hipotermia a causa del frio habría que practicarle unos primeros auxilios básicos como abrigarlo con mantas y bolsas de agua caliente, frotar enérgicamente su cuerpo y, si está consciente, darle de beber agua tibia con azúcar. Aunque la creencia popular es que nuestros perros son capaces de protegerse del frío, en condiciones extremas requieren nuestra ayuda.

Alimentos para las mascotas

alimentos mascotas
Cuando se trata de comprar alimentos para mascotas, los precios más altos no siempre significan una mayor calidad. Un precio elevado, puede estar simplemente relacionado con el colorido y lo atractivo de su envase y, cómo no, el renombre de la marca que la fabrica. En 2007 se retiraron del mercado un gran número de alimentos para mascotas que tenían altos contenidos en melanina. Algunos de ellos pertenecían a marcas de gran renombre.

Se han realizado diferentes estudios en los que la mayoría de los expertos admiten que, dentro de la gran variedad de marcas que existen de comida para mascotas, el precio tiene mucho que ver en la elección final. Lo curioso, es que este tipo de estudios, ha revelado que con la recesión actual, muchos dueños de mascotas, gastan menos en sí mismos para poder seguir manteniendo la marca de comida que compran para sus animales.

Según una encuesta reciente, sólo uno de cada siete dueños, ha reducido los gastos de comida del animal. La conclusión final de los estudios que te comentamos, se centra en la importancia de buscar un perfil global de nutrientes de un determinado alimento, y no centrarse en la búsqueda de un nombre.

Es muy importante conocer los nutrientes que mejor mantienen a cada animal: activos, más perezosos, con tendencia a engordar, con algún tipo de enfermedad, etc. También, es muy importante darse cuenta de que no hay por qué elegir los alimentos más caros para que el animal esté mejor. Debemos buscar alimentos completos y equilibrados.

Suministrar la medicación a tu mascota


Tener una mascota enferma en casa puede llegar a ser muy difícil, debido al estrés que te puede suponer una situación tan habitual como la de proporcionar los medicamentos al animal. Algunos perros y gatos toman sus medicamentos con facilidad, mientras que otros necesitan un poco más de dedicación para que se realice la ingesta de forma correcta. No importa lo difícil que sea conseguir que tu perro o tu gato tome la medicación, lo más importante es seguir de forma correcta las instrucciones de tu veterinario.

Lo primero que puedes hacer es preguntarle a tu veterinario si tu amigo puede tomar la medicación junto con algún alimento. Si es así, trata de colocar la pastilla envuelto por la comida como si fuera un “regalito”. Si por el contrario, la pastilla no puede ser ingerida con comida, intenta seguir los siguientes pasos:

1. Sostén la píldora entre el pulgar y el dedo índice
2. Sujeta firmemente la mandíbula superior de tu mascota, con la otra mano inclina su cabeza con suavidad
3. Usando tu dedo corazón, abre lentamente la mandíbula inferior
4.Mantén tu dedo corazón entre los dientes incisivos pequeños y deposita la pastilla en la parte más anterior de la lengua
5. Cierra la boca de inmediato y mantén la mano sobre la boca
6. Levanta un poco su cabecita, esto obligará al animal a tragar

Si el medicamento que debes suministrarle es líquido, el proceso es muy el mismo, aunque suele resultar mucho más fácil. Asegúrate de mantener la calma cuando le estés administrando la medicación.

Conocer la giardiasis


La giardia es un protozoo (organismo unicelular) que vive en el intestino delgado de los perros y los gatos. La infección por giardia se llama giardiasis. Todavía no se conoce en profundidad a este parásito. Los expertos no se ponen de acuerdo sobre cuántas especies de giardia existen y cuáles son las que afectan más a los animales. Los veterinarios, ni siquiera se ponen de acuerdo sobre lo común que es este tipo de infección y cuantas se tratan anualmente. En general, se cree que la infección por es muy común, pero la enfermedad es más rara.

Esta enfermedad puede producirse en nuestras mascotas en cualquier momento. Muchas veces, este problema tiene puede originarse tras la ingesta de agua potable que ya está infectada. Los animales infectados suelen expulsar parte de estas bacterias a través de sus heces, lo que hace posible que otros animales se infecten rápidamente al ir a oler las heces que se encuentran por el camino. ¿Cómo se puede reconocer? Existen diferentes maneras de saber si el animal está infectado o no. Éstos son algunos de los síntomas que te pueden hacer sospechar que tu mascota está enferma:

– Malas digestiones
– Pérdida de peso
– Comienza a quedarse durante bastante tiempo en estado aletargado
– Diarrea grave

Para un diagnóstico correcto lo mejor es que lleves al animal al veterinario para que este pueda realizar un estudio de sus heces. Si es necesario, también realizará al animal unos análisis de sangre. Tras el diagnóstico, el veterinario te aconsejará el mejor tratamiento para tu amigo.

Las ninfas como mascotas


Las ninfas son aves exóticas que nos pueden dar la misma satisfacción que un loro pero a un precio más asequible. Son pájaros muy agradecidos además de inteligentes, con paciencia les puedes incluso enseñar a hablar.

Lo recomendable es, si pretendes tener a la ninfa suelta en casa, que la compres siendo una cría (papillera). De esta manera vas a ser tú mismo quien le dé de comer a la pequeña ave y la vas a acostumbrar para que te veo como a uno más de los suyos. Tienes que ser muy cuidadoso en esta época sobre todo con los cambios bruscos de temperatura, ya que pueden resultar mortales para tu pequeña nueva amiga.

Conforme vaya creciendo te darás cuenta de que no se separa de ti, podrás tenerla tranquilamente suelta por casa y te empezará a entender. Éste es el momento ideal si quieres empezar a enseñarle habilidades como a bailar o hacer volteretas cuando tú se lo pidas


Lo recomendable para que una ninfa crezca feliz es tenerla una jaula para cuando no puedas estar pendiente de ella (cuando duermes, sales…) y además, una base con un soporte (como el de los loros pero en pequeño) donde ella tenga comida y agua y pueda posarse tranquilamente ahí cuando esté suelta por casa. Es muy importante que le compres juguetes a tu ninfa porque así potenciarás sus habilidades, al mismo tiempo que le ayudarás a mantener su pico sano (por ejemplo con los juguetes de madera que van entrelazados con cuerdas).

A las ninfas les encanta la fruta, por lo que puedes premiarla con pequeños trozos de manzana, pera, melón…

Si optas por adquirir una ninfa adulta y quieres acostumbrarla a estar suelta por casa, te va a costar más trabajo y esfuerzo (además de algún que otro picotazo). Sin embargo, es un ave a la que le puedes sacar mucho partido y sería una pena tenerla todo el día encerrada en una jaula.

Alergia a la comida en animales


Las alergias alimentarias representan aproximadamente el 10% de todas las alergias que suelen sufrir perros y gatos a lo largo de su vida. No existe un vínculo exacto entre razas específicas y las alergias alimentarias. Pueden aparecer a edades tempranas y también cuando el animal ya es adulto. Debes distinguir entre una alergia a los alimentos y la intolerancia alimentaria.

Las alergias alimentarias son las típicas alergias que muestran diferentes síntomas característicos, por diferentes zonas del cuerpo, como son la picazón o el escozor. La intolerancia a los alimentos puede provocar diarrea o vómitos, y no crear una clara respuesta alérgica típica. Piensa que los síntomas de la intolerancia son similares a los que cualquiera de nosotros podemos sufrir cuando tenemos malestar estomacal por comer alimentos picantes o demasiada grasa.


Afortunadamente, tanto la intolerancia como las alergias pueden tratarse con una dieta libre de agentes agresores. Varios estudios han demostrado que algunos ingredientes son más susceptibles de causar alergias en diferentes alimentos. En los gatos, la mayoría de las alergias se producen con el pescado, la carne y los productos lácteos. Algunas proteínas podrían ser ligeramente más antigénicas que otras, pero existen otras muchas que finalmente producen la alergia.

El síntoma principal de las alergias es la comezón en la piel. Los síntomas también pueden incluir la pérdida de pelo, rascarse en exceso, y la dermatitis miliar. Si tu mascota sufre alergias durante determinados periodos revisa si has realizado algún cambio en su alimentación, ya que puede ser ese cambio el que le produzca la alergia.