Ingredientes de una dieta canina sana


Independientemente de cómo alimentemos a un perro, hay que cuidar que por lo menos su dieta cuente con una serie de ingredientes esenciales, porque una dieta equilibrada con nutrientes de alta calidad es vital para su buena salud. Los componentes esenciales de una dieta canina correcta son las proteínas y las grasas, sin olvidar un aporte de fibra. En las etiquetas de todos los alimentos para mascotas podemos observar la cantidad de estas sustancias que aportan a nuestro animal.

Las proteínas son moléculas complejas formadas por varios aminoácidos, que son los bloques de construcción de todos los tejidos del cuerpo y de todos los enzimas que facilitan las relaciones químicas del cuerpo. La mayor fuente natural de proteínas es la carne, pero, al igual que los humanos, los perros pueden obtener los aminoácidos esenciales que necesitan a partir de proteínas vegetales.

Las grasas contienen ácidos grasos esenciales. Son energía densa, con el doble de calorías por gramo que las proteínas o los hidratos de carbono; su aroma y su sabor además las hace muy apetecibles para los perros, y son imprescindibles para transportar las vitaminas. Los perros suelen preferir la grasa animal, pero la vegetal puede resultar igual de nutritiva. Por ejemplo, el aceite de linaza tiene beneficios nutricionales prácticamente idénticos a los del aceite de pescado.

La fibra es una parte natural de la dieta del perro, y necesaria para una buena digestión y unas deposiciones sólidas; la fibra absorbe el agua y transporta las vitaminas solubles por el cuerpo. La cantidad de fibra necesaria varía según la edad y el estilo de vida del perro.

La alimentación del Diamante de Gould


Los Diamantes de Gould son una especie de pájaros especialmente llamativa y hermosa. Sin embargo, como sucede con la mayoría de los pájaros, son unos animales frágiles que necesitan cuidados para estar sanos. El cuidado fundamental es, como no, su alimentación.

La comida especializada para aves exóticas es una buena base alimentaria para el Diamante de Gould. Además es fácil de conseguir en cualquier pajarería. A este alimento base debemos añadir pequeñas cantidades de otros productos con los que complementar la dieta del Diamante de Gould. Vegetales y verdura como la lechuga, hueso de jibia y de vez en cuando algunos complementos vitamínicos garantizarán la buena salud de nuestra mascota.

Durante la época de la cría hay que ser especialmente cuidadosos. Además de suministrar hueso de jibia podemos dar pastas de salvado al huevo a nuestro Diamante de Gould. La pasta de salvado al huevo contiene mucho calcio, un componente esencial para la resistencia y buen estado de los huevos.

Hay muchos otros complementos alimenticios que se pueden administrar al Diamante de Gould, como las espigas de mijo o panizo (tanto si son verdes como si ya están maduras) e incluso los insectos, que en su hábitat natural tropical suelen comer.

Algunos ejemplares de Diamante de Gould tienen problemas para asimilar el mijo. Generalmente, las mezclas de grano de las tiendas están compuestas por alpiste, panizo y mijo. Así que, por precaución, conviene asegurarse antes de que nuestro Diamante de Gould asimila bien el mijo antes de darle compuestos que lo contengan.

Con un poco de precaución y una dieta completa, además de higiene y los típicos cuidados que hay que dar a cualquier ave (tamaño y situación de la jaula), nuestro Diamante de Gould se desarrollará sano y feliz.

Alimentos prohibidos para tu cachorro


Pasada la lactancia de tu perro hay que acostumbrarle pronto al alimento seco (pienso), que es el más completo y el más sano para tu cachorro. En el mercado hay diferentes compuestos específicos para cachorros. Además hay que fijarse para evitar ciertos alimentos peligrosos para un perro. Esta es una lista de los alimentos que nunca debes proporcionar a tu cachorro, o que debes evitar siempre que sea posible:

Huesos. Los huesos son un gran entretenimiento para los perros adultos, además de una excelente forma de fortalecer su dentadura, pero cuando el perro es cachorro pueden ser peligrosos, puede atragantarse e incluso hacerse daño en el estómago, la garganta o los intestinos.

Restos de nuestra comida. Podemos utilizar los restos de comida como premio, pero nunca debe convertirse en una costumbre. A la larga puede provocar en el perro tanto problemas de estómago como obesidad.

Comida preparada para gatos. Es posible que tengas un perro y un gato y que un día, al ver que se ha acabado la comida para perro pienses en darle comida para gato. Es un error, sus componentes son diferentes ya que las necesidades de los dos animales son diferentes.

Comida de nuestra mesa. Es difícil de conseguir ya que los cachorros son insistentes y da mucha pena verlos gemir mientras comemos, pero es importante mantenerse firme para evitar que el cachorro coja el hábito de rondar la mesa y suplicar mientras comemos.

Chocolate, dulces, bollería industrial. A casi cualquier mascota le gusta el chocolate, pero para ellos es especialmente nocivo.

Golosinas entre horas. Es normal usar galletas para perros o bolitas de pienso en el adiestramiento del cachorro, pero debemos ser firmes y no darle ninguna de estas golosinas entre horas, actúan como premios que refuerzan el buen comportamiento y si las damos alegremente confundiremos al cachorro.

La alimentación de los cachorros de perro


El primer año de vida de tu cachorro es fundamental ya que marcará tanto su carácter como su futura salud.

Como sucede con los cachorros de cualquier raza (humanos incluidos), los perritos necesitan un aporte calórico mayor durante su infancia, es decir, durante su primer año.

Cuando el cachorro alcanza las seis semanas debemos empezar a darle de comer tres veces al día. Es importante acostumbrarle a ciertos hábitos: el recipiente de agua y el de comida deben estar siempre en el mismo sitio y debemos procurar darle de comer a las mismas horas. Retiraremos el recipiente de la comida tras 20 minutos (lo más probable es que el cachorro se lo haya comido todo enseguida).

A partir de los seis meses le daremos de comer dos veces al día.

Debemos proporcionar al perrito comida preparada seca y pensada para las necesidades especiales de los cachorros. Lee atentamente la etiqueta del envase para asegurarte de que es la más adecuada para la edad y raza de tu perro. Recuerda que los snacks que se suelen usar como premio o para el adiestramiento son alimentos hipercalóricos y que no debes excederte con ellos.

Para evitar la obesidad (a la que tienden muchas razas de perros) debemos fijarnos en que el estómago del cachorro no sobresalga y que podamos palparle las costillas.

Si tu cachorro se resiste a la comida seca, prefiere la enlatada (con más calorías y por tanto menos recomendable) puedes usar algunos trucos para irle acostumbrando al pienso:

Mezclar la comida enlatada con la comida seca, aumentando la cantidad de pienso y disminuyendo la cantidad de comida enlatada hasta que sólo le des comida seca.

Humedecer el pienso con un poco de agua. Esto facilita su ingestión que puede resultar algo difícil en razas pequeñas o en cachorros no destetados.

La alimentación del pez disco


Los peces disco son llamativos y un elemento importante dentro del acuario pero, a la vez, tienen un gran handicap: su alimentación. Con ellos no vale el típico alimento seco para peces, necesitan mucho más.

En su habitat natural tienen una dieta muy variada que consiste en insectos, larvas, gusanos y un largo etcétera. Por eso lo ideal es proporcionar a tus peces disco una mezcla de alimentos frescos y secos, que deberán suministrarse tres veces al día:

– Alimentos frescos: el alimento preferido del pez disco es la lombriz de tierra. Antes de suministrarsela deberás colocar las lombrices en papel de periódico mojado, así soltarán la tierra que guardan en su estómago las lombrices. Otros animales vivos que puedes proporcionar a tus peces son las larvas de mosquito o los gusanos blancos. Debes tener cuidado con estos últimos, contienen mucha grasa y en exceso pueden resultar perjudiciales.

Alimento seco: en cualquier tienda especializada encontrarás alimento seco preparado para peces disco es fácil encontrar en tiendas especializadas, preparados para discos. El pez disco lleva poco tiempo implantado en los acuarios, su instinto de depredador está muy arraigado y necesita alimento vivo, así que no le proporciones solamente preparados secos.

– Otra opciones: los dedicados a la crianza en cautividad de los peces disco suelen darles preparados que hacen ellos mismos y con los que logran mayor crecimiento en sus ejemplares. Estos preparados suelen ser papillas que mezclan fruta fresca (manzana o pera) con pescado como la gamba cruda o pescado blanco (merluza, pescadilla).

Recuerda que la alimentación del pez disco es fundamental, si sólo le das alimento seco es probable que muera, la variedad para ellos es vital.

La alimentación de los patos


Si decides tener un pato como mascota, debes tener en cuenta que va a necesitar una dieta variada. La base de esta dieta es el pienso específico para aves de corral o una mezcla de semillas a la que se pueden añadir frutas y verduras.

Los vegetales los puede tomar con agua, así si queremos darle unas hojas de lechuga (también podemos proporcionarle alfalfa o manzanas) éstas las podemos lavar y colocar en un bebedero con agua. El pato se lo comerá sin ningún problema y probablemente al rato defecará en ese mismo agua. No intentes corregir ese hábito, es totalmente instintivo y natural en los patos. Piensa que en su hábitat natural, los lagos y charcas, los patos se pasan el día nadando y mientras nadan, también defecan. Lo que sí debes hacer, por supuesto, es cambiar el agua en cuanto esté sucia.
SEGUIR LEYENDO “La alimentación de los patos”

La alimentación del camaleón


El camaleón es unas de las mascotas más originales y especiales que pueden tenerse. Y no sólo por la particularidad que todos conocemos de su capacidad para camuflarse. Incluso los hábitos alimenticios de este animal son curiosos.

A veces puede parecer que el camaleón vive del aire. Es normal que pase mucho tiempo sin que le veamos comer. No hay que preocuparse, es algo común en ellos.

Su alimentación se basa en los insectos, especialmente grillos y langostas. Estos los puedes comprar en la misma tienda donde hayas adquirido a tu camaleón. Si allí no te los pueden proporcionar, seguro que te pueden dar información sobre dónde conseguirlos.

Has de ser cuidadoso e intentar no darle insectos que hayas cazado tú mismo en casa o la calle. No sabes en qué condiciones están, es muy probable que hayan sido expuestos a algún insecticida al que esos insectos ya están acostumbrados, pero tu camaleón no.

Puedes complementar la dieta de tu mascota con tenebrios, gusanos de seda o frutas como la pera o la manzana. Además puedes darle algún manjar especial como ratones recién nacidos o mantis religiosas. A estas últimas debes quitarles las pinzas.

También es muy recomendable comprar calcio y vitaminas en polvo, para que puedas espolvorearlos sobre la comida habitual de tu camaleón. Lo ideal es que administres el aporte de calcio cada 3 días y las vitaminas cada dos semanas.

Recuerda también que el camaleón necesita agua, pero no la bebe de la forma habitual, en un recipiente, sino con un pulverizador, que proporcionará la humedad necesaria al terrario. Con que acciones el pulverizados un par de veces al día, será suficiente.

Alimentos prohibidos para tu gato


Debemos ser cuidadosos con la alimentación que damos a nuestro gato. Puede que tu mascota sea un poco golosa, y maúlle lastimeramente cada vez que huele pechuga de pollo o pescado, pero no debes ceder. Muchos gatos tienen el estómago delicado y en su vejez pueden padecer trastornos graves si la alimentación que han recibido a lo largo de su vida no es la adecuada. Esta una lista resumida de aquello que debes evitar:

Comida para perros, los gatos tienen necesidades diferentes a los perros, toman más proteína y más vitamina A. Si tienes perro y gato y un día, excepcionalmente das comida para perro a tu gato porque no hay otra cosa, no pasa nada, pero no dejes nunca que se convierta en una costumbre.

Comida humana, alimentar a tu gato con sobras perjudica a tu gato, ya que no le proporciona los nutrientes que necesita. Además, se puede convertir en un hábito muy molesto para ti, así que intenta no acostumbrar a tu gato a probar de tu comida.

Chocolate, a los gatos también les gusta el chocolate, pero para ellos resulta mucho más pernicioso que para nosotros. Les produce deshidratación, diarrea e incluso vómitos. A largo plazo puede provocar hasta úlceras. El café y el también producen estos efectos, aunque seguro que tu gato no los huele con tanto interés como el chocolate.

Cebolla, produce anemia en los gatos. Su fuerte olor les resulta muy molesto, así que no tendrás que preocuparte por alejarlos de las cebollas, ellos solos lo harán.

Embutido curado, como el salchichón o incluso el jamón. A los gatos les gusta mucho su sabor pero es preferible darles embutido de pechuga de pavo o pollo.

Cuidados básicos del erizo


En la mayoría de los países el erizo todavía no es una mascota muy popular. Uno de los problemas más graves que esto conlleva es que hay muy pocos veterinarios especializados en sus cuidados. Antes de adquirir un erizo, busca un veterinario en tu ciudad.

Las tiendas de animales, si venden erizos, también venden jaulas específicas para ellos. Si no las hay, puedes comprar un acuario rectangular, grande, con rejilla como tapadera, o bien jaulas de barrotes pero de suelo liso. Este habitáculo lo debemos colocar en un lugar cálido de la casa, lo ideal es que esté a una temperatura de unos 25 grados. Dentro colocaremos el comedero, el bebedero y también algunos juguetes para que el erizo haga el ejercicio que necesita. Deberemos limpiar y desinfectar la jaula una vez a la semana.

Además de la jaula, el erizo necesita un lugar donde hacer sus necesidades, otro para dormir y un tercero para refugiarse y esconderse. El refugio podemos construirlo nosotros mismos con una caja de cartón o una maceta vieja. También el espacio reservado como cama puede ser un lecho de heno o virutas.

Los erizos comen una vez al día. Todavía no hay comida específica para ellos en las tiendas, pero se les puede dar pienso para gatos complementado con trozos de pollo, pavo y frutas.

Su adaptación al nuevo hogar puede ser complicada, es un animal de naturaleza solitaria y un poco arisca, siendo los machos un poco más huraños que las hembras. Además no olvidemos que no es una mascota como tal, no ha sido domesticado.

Ten paciencia si las primeras semanas se hace una bola en cuanto te oye, sigue acercándote a él y dejando que te huela, poco a poco dejará que le toques, cogerá confianza y trepará por tu brazo.

Solucionar la obesidad de tu mascota


Más del 50% de los perros y los gatos sufren sobrepeso. Un animal gordo resulta chistoso, pero hay que tener cuidado, la acumulación de grasa corporal deteriora las funciones del organismo de tu mascota y le provoca serios problemas de salud. Tiene mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiacas, dificultades respiratorias, artritis o diabetes.

Como siempre, el primer paso es la prevención. Cuando llega a casa un cachorro, no caigas en mimarlo dándole constantemente sobras de tu comida. Acostúmbralo a tomar sólo pienso y muy de vez en cuando alguna golosina. El sobrepeso tiene que ver, generalmente, con una excesiva ración de comida diaria sumado a una escasa o nula actividad física. Aunque, a veces, es posible que se deba a dificultades de tipo endocrino.

Hay razas más propensas a engordar como el Cocker Spaniel, el Labrador Retriever y los Dachshunds. Las hembras y los animales que han sido castrados tienden a la obesidad. Si tu mascota ha cogido unos kilos de más, sigue estos consejos:

• Elimina las golosinas o las sobras de comida.

• Mide la cantidad de alimento que ofreces diariamente a tu animal. Normalmente, a un perro obeso se le debe reducir la ración en un 60% o 75% de su consumo normal, aunque debe ser el veterinario quien decida, ya que depende de las condiciones del animal.

• Elige alimento seco para animales, es más equilibrado y menos rico en grasas.

• Muchas marcas ofrecen pienso específico para el control de peso. Contienen una vitamina hidrosoluble que favorece la conversión de grasa en energía.

• La actividad física es fundamental. Si tienes perro, aumenta poco a poco el tiempo de paseo. Si tienes un gato, juega con él, hazle correr por la casa.

Recuerda: no es un problema estético, sino de salud.