Los obedientes y tranquilos gatos Ragdoll


Los gatos Ragdoll son obedientes, tranquilos y sumisos. Estos gatos son comparados muchas veces con un “muñeco de trapo” ya que cuando se relajan se dejan caer por completo. Tienen un cuerpo grande y su peso puede llegar a ser de más de 9 kilos (machos). Sus colores pueden ser muy diferentes: chocolate, crema, etc.

Tienen los ojos azules y una capa suave y aterciopelada de pelo que para que no pierda su brillo requiere de algunos cuidados. Estas mascotas son muy sociales y son muy felices cuanto más tiempo pasan con sus dueños. Les encantan los abrazos y acurrucarse. También, son capaces de socializar con otros gatos y otras mascotas, incluyendo perros. Recuerda que están destinados a ser gatos de interior debido a su naturaleza relajada y pasiva.

No son agresivos y no pueden protegerse si son atacados. Por otra parte, confían en la gente con facilidad, por lo que es muy peligroso dejarlos sin supervisión. Otro rasgo de su personalidad tan interesante y extraña es lo mucho que les gusta el agua. Les encanta el sonido del agua cuando esta corre y saltar de vez en cuando sobre ella. Pueden jugar con el agua durante horas.

Es recomendable no dejarles solos con una gran cantidad de agua ya que podrían terminar ahogándose. Aparte de eso, como te comentábamos, son también extremadamente dóciles, lo que les convierte en una mascota ideal para familias con niños. Siempre juegan sin el uso de sus garras. Sus juegos no son nada agresivos o destructivos. Les gusta ir a buscar las cosas y aprender nuevos trucos.

Gatos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *