Lavar los ojos de tu perro

Share on Facebook2Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Uno de los aspectos de nuestra mascota a los que tendremos que prestar especial atención, sobre todo si los sacamos a pasear al parque o de excursión muy a menudo, son los ojos, para eliminar toda la suciedad y pequeñas partículas que se hayan acumulado en los mismos y evitar así que pueda sufrir conjuntivitis. Para ello, debemos realizar periódicamente un lavado de los ojos a nuestro perro.

La limpieza debe ser diaria si, por la raza a la que pertenece nuestro perro, acumula muchas secreciones en las conjuntivas de los ojos, en lo que también puede influir la edad del animal o la longitud del pelo.

Para una limpieza diaria sencilla simplemente deberemos utilizar un trozo de gasa, y, suavemente, eliminar la secreción, intentando no introducir la gasa en el ojo del perro para no irritárselo.

Si de este modo no conseguimos eliminarla, deberemos humedecer primero la gasa, después la zona donde se encuentran las secreciones y finalmente, también con suavidad, eliminarlas. Para limpiarlos podemos utilizar agua corriente o infusiones, pero lo mejor es utilizar suero fisiológico, ya que está esterilizado y de ese modo evitaremos provocar una infección adicional en los ojos del perro.

Si el animal tiene los ojos enrojecidos o los párpados pegados, significa que sufre conjuntivitis. En este caso será necesario lavar las conjuntivas del animal con líquido antiséptico o descongestionante. Si no lo hemos utilizado con anterioridad, deberemos consultar al veterinario para que nos indique cuál utilizar.

Abriremos entonces el ojo del animal, sujetando los párpados con el pulgar y el índice de la mano izquierda, mientras que con la derecha aplicamos el líquido. Si la infección es importante, el veterinario nos recetará algún colirio antibiótico y nos indicará la forma de aplicarlo.

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *