La domesticación de los lobos para convertirles en perros


El perro doméstico, también conocido como Canis lupus familiaris, se originó de la domesticación del lobo gris (Canis lupus). El proceso de domesticación continúa aún hoy en día, si tenemos en cuenta el hecho de que el cruce de los perros con el fin de crear “perros de diseño”, continúa. Existen varias teorías que explican cómo el proceso de domesticación tuvo lugar. Por lo tanto, de acuerdo con algunos estudios, los cachorros de lobo que se cogen a una edad muy temprana, para ser criados y domesticados por el hombre, son fácilmente entrenados y socializados.

No obstante, algunos investigadores afirman que en el caso de los cachorros de lobo que tienen ya unos cuantos meses, es muy difícil lograr cualquier socialización o domesticación, y los intentos rara vez tienen éxito. Muchos científicos consideran que los lobeznos huérfanos adoptados por los seres humanos, fueron domesticados rápidamente y son los considerados como primeros perros.

Según el Dr. Raymond Coppinger del Hampshire College (Massachusetts), los tipos de lobos que fueron más interactivos con los seres humanos pasaron estos rasgos a su siguiente generación, y así fue más fácil llegar a una completa domesticación. Coppinger habla de un rasgo de conducta especial que era esencial para la transformación del lobo en perro, y este rasgo se llama “distancia de vuelo”. Se refirió a la distancia mantenida por un animal de un ser humano antes de huir de lo que percibe como peligro.

En este sentido, los animales que viven a una distancia menor de los seres humanos son propensos a quedarse. Dr. Coppinger dice que los domesticados pueden comer, incluso en presencia de los seres humanos. Esto es precisamente lo que los lobos salvajes no pueden hacer.

3 comentarios

  1. Mucho de lo que nuestros cientificos comentan sobre los lobos son puras tonterias. Yo lo se por el simple hecho que yo crie a mi perro cachorro que era un lobo que encontre en Nebraska llorando pieque su madre habia sido muerta de un tiro por exploradores por esas zonas para usar sus pieles. Yo adopte al huerfano lobito y le prodige mis cuidados. Y nunca lo vi agresivo y se adato muy bien al entorno. Crecio como un lobo, pero domesticado.Fue muy feliz a mi lado y nunca lo deje que se volviera un salvaje dedicado a destrozar otros animales y comerse sus carnes crudas. El se adapto comer como cualquier otro perro. Incluso solia aullar como los lobos, pero eso lo hacia cuando deseaba acoplarse. Aullaba por un mate. Yo lo acople con una hembra pastor aleman por un precio por un tiempo. Se me pagaba por usarlo como un semental para acoplarlo con pastores alemanes hembras. Murio de viejo. Nunca se volvio agresivo hacia su amo. Siempre fue carinoso y obediente. Y era muy inteligente. Y esa fue la expetiencia que yo tuve con un cachorro huerfano abandonado en Nebraska que yo recogi y crie. Y bunca le falto nada de comer. Y crecio como cualquier perro aunque tuviera mas parecido a un lobo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *