La babesiosis en perros


Existen diferentes tipos de babesia. Tres de esos tipos afectan directamente a los perros y uno de ellos a los gatos. Estos organismos son tan pequeños que viven en los glóbulos rojos. Se puede transmitir de un perro a otro. Existen lugares dónde los dueños de mascotas nunca han oído hablar de este problema por qué, al parecer, no existe por todas partes.

En la parte sur de los Estados Unidos especialmente en Florida es una enfermedad muy habitual, sin embargo, en Gran Bretaña se desconoce mucho sobre ella por no haber contagios. Hay que tener en cuenta que dondequiera que estén las garrapatas, el organismo protozoario puede estar presente. La asbestosis puede ser muy grave cuando es aguda. En la forma aguda de la enfermedad, puede ser difícil distinguir los síntomas externos de los de otras enfermedades.

La temperatura del perro se eleva y el tercer párpado se ve más rojo que de costumbre, el pulso y la respiración van en aumento, disminuye el apetito y la orina puede ser de color marrón rojizo. Pero a diferencia de los perros con moquillo, cerca de la mitad de los perros afectados por la asbestosis desarrollan ictericia. En la forma aguda, incluso con el tratamiento adecuado, la mortalidad es alta.

¿Cómo puedes estar seguro de que tu mascota tiene esta infección en particular? En primer lugar, tienes que ir al veterinario. Este tendrá que hacerle al animal unos análisis para determinar si tiene dicha enfermedad o no. El diagnóstico de la forma crónica no es demasiado fácil así que ten paciencia hasta que el veterinario te lo confirme.

Enfermedades,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *