Mascotas diferentes para los pequeños de la casa


Hay muchos animales exóticos adecuados para los más pequeños de la casa. A continuación te mostramos una pequeña lista de estos animales:

– Conejillos de Indias
Los conejillos de indias o cobayas son perfectas para los niños por varias razones. Una de las principales es porque, generalmente, no suelen morder. Tampoco son tan frágiles como los hámsteres y su mantenimiento no es demasiado costoso. Viven alrededor de entre 5-6 años, que es mucho más tiempo del que suelen vivir los hámsteres.
SEGUIR LEYENDO «Mascotas diferentes para los pequeños de la casa»

Mascotas para fomentar el desarrollo emocional de los niños


El desarrollo emocional es vital para que los niños sean capaces de tener empatía con su entorno social, de ese modo consiguen generar relaciones de intercambiando con sus sentimientos. Es por eso que el vínculo que un niño consigue crear con un animal lo ayuda en el descubrimiento de su propio ser, así como en la construcción de su autoestima y de los propios límites. En definitiva, puede formar su personalidad. Si estás pensando en comprar una mascota para tu hijo, toma nota de los siguientes consejos que te ayudarán a elegir la mejor para su desarrollo.


Por ejemplo, si tu niño tiene dificultades para mantener la atención y la concentración, te recomendamos que le pongas un acuario. El movimiento de los peces y las plantas acuáticas dentro del agua, les permite reducir el estrés, atraerá su atención y hará que se concentre más fácilmente en períodos más prolongados.


Si tiene problemas de timidez, lo bueno es que se sienta reflejado en el comportamiento de su mascota. En ese caso puedes optar por un animal de apariencia tímida como un conejo, un hámster o una cobaya.


Sin embargo, no hay nada mejor que un gato. Para muchos niños es la compañía perfecta. Este pequeño felino es muy cariñoso, pero a la vez impone su carácter requiriendo la atención de su dueño, lo que ayuda a estimular la afectividad del niño.


Si el pequeño de la casa se caracteriza por ser muy inquieto o hiperactivo, le puedes regalar un perro. Las razas aconsejadas para que jueguen con niños son los golden retriever y los labradores: ambos tienen una gran empatía con los niños. Estos perros le ayudarán a reducir el estrés, aumentarán la paciencia y constancia.


Para los más inseguros, la mascota que mejor les va es una que los haga sentir únicos y capaces de ser responsables del cuidado del animal. Puedes elegir una iguana o alguna rana exótica, pero es importante asegurarse de que sean inofensivas y de procedencia legal, ya que existe mucho mercado negro de estos bichos.

Los niños y sus mascotas


Está claro que tener una mascota puede ser un excelente experiencia para los más pequeños de la casa pero, dependiendo de la edad de los niños, tendrás que preocuparte mucho más durante los primeros contactos que ambos tengan. Desde un primer momento la relación entre los dos debe ser perfecta y, aunque tengas que invertir algo de tiempo en su aprendizaje, pronto los dos se convertirán en los mejores amigos del mundo. A continuación tienes una serie de consejos que podrán ayudar a los pequeños a mantener una amistad perfecta con sus mascotas:

– Saber manejar a su mascota, bien sea perro o gato es imprescindible. Nada de tirones en la cola, agarrar de las patas… el pequeño debe aprender que puede agarra a su amigo sin tener que presionarle para que este esté a gusto.

– No dejes que los pequeños les molesten cuando estén durmiendo o comiendo.

– Nada de juegos bruscos. Si el animal se ve violentado pronto empezará a defenderse y alguno de los dos saldrá lastimado.

– No permitas que los niños se burlen del animal. Enséñeles que deben saber diferenciar entre bromas y juegos. Nunca deben intentar dañarles para ver cual es su reacción.

– Enseña a los niños la importancia de saber que sus mascotas deben estar protegidas dentro de casa o vigiladas cuando están en espacios abiertos. Manteniendo ciertas medidas de seguridad, el pequeño debe saber que su mascota estará siempre a gusto y no se perderá.

– Compartir la responsabilidad de cuidar a su mascota. Sus nuevos amigos no son juguetes que después de utilizar no se pueden guardar en un cajón.

Razas de perros adecuadas para convivir con niños


Tener un perro teniendo hijos pequeños es siempre una buena idea. Aparte de tener un compañero de juegos ideal, los niños aprenderán a cuidar de un ser vivo y a ser responsables de él, enseñanzas que serán muy útiles para su futuro. También hemos de enseñarles a respetar y no maltratar al animalito. Pero si hemos decidido que haya un nuevo miembro en nuestra familia, deberemos asegurarnos de que sea una raza idónea para convivir con niños, ya que no todas son aptas para ello. Entre los mejores compañeros para nuestros hijos, podemos destacar los siguientes:

Bulldog francés: Este pequeño es realmente encantador con los niños, ya que siempre le gusta recibir las atenciones de sus dueños, por lo que no perderá la paciencia cuando los niños jueguen con él.

Shih Tzu: Es un perro muy dulce y afectuoso a quien le gusta mucho el movimiento. Aunque su pelaje requiere ser cuidado con asiduidad, el cepillado y otros cuidados pueden convertirse en sesiones divertidas con los niños.

Labrador y Golden Retriever: Ambas razas son muy juguetonas y de buen carácter, por lo que hacen muy buenas migas con los niños con rapidez.

Maltés: Son pequeñitos, peludos y muy afectuosos, por lo que les encantarán los mimos de los niños. Su docilidad y su inteligencia los convierten en una raza ideal para ellos. Además, por su pequeño tamaño se adaptan muy bien a vivir en un piso.

Beagle: Es un perro cuya popularidad está aumentando y cada vez se ve más en nuestros parques y ciudades, y no es de extrañar, ya que es un perro al que le encantan los niños, además de ser muy paciente y tener muy buen carácter. Eso sí, es un perro muy activo y es necesario que haga ejercicio con frecuencia.

Los hámsters, ¿realmente son una buena mascota para los niños?


Tradicionalmente los hámsters han sido considerados una mascota excelente para los niños, ¿siempre lo son? Depende, enumeraremos algunas consideraciones importantes.

A favor de los hámsters como mascotas para los niños, podemos decir que son sencillos de cuidar, apenas hay que ocuparse de mantener limpia su jaula y porveerlos regularmente de agua y comida. Como primera responsabilidad para que un aprendar a ocuparse de un animal, es sencillo, y si bien requirarán la conveniente supervisión de un adulto, puede ser una mascota de la que los niños cuiden pos sí mismos, con la evidente sastisfacción que ello supone. Son animales sanos, que no pueden transmitir enfermedades a los niños por mucho que estos los manipulen y que comparten bien el espacio con niños y adultos.

En contra de la elección de un hámster está su corto período de vida. Dependiendo de la raza, un hámster llega a vivir entre 2 y 3 años, y a los niños, especialmente a los menos de 8 o 9 años, les resulta todavía difícil enfrentarse a la muerte, lo que hace pensar que para los niños muy pequeños sería preferible una mascota más longeva.

Otra peculiaridad de los hámsters que podría contraindicarlos para los niños es que son unos animales que, aunque disfrutan de la presencia humana, con frecuencia se muestran muy independientes -especialmente las razas enanas de rusos o roborowski– necesitan «su espacio» y no quieren ser molestados: Pasan gran parte del día durmiento y no siempre van a tener ganas de jugar cuando el niño quiera. Un hámster molesto puede morder, y si bien la mordedura no va a ser grave, si puede generar una incómoda desconfianza en el niño.

Antes de elegir un hámster para un niño, tendremos que tener claro que el pequeño vaya a entender el ciclo de vida del mismo, así como a respetar que su pequeño compañero es un ser vivo y no un juguete, y que su caracter puede no tenerlo de humor para jugara a todas horas. Si finalmente nos decidimos por un hámster, será mejor, por su carácter y tamaño, optar en principio por uno dorado.

Niños que comparten actividades con sus perros


Tu mascota y tu hijo querrán hacer diferentes actividades juntos, pero ¿están los dos preparados? En realidad, el que debe aprender tolo lo que pueda sobre su mascota es el pequeño, el perro estará muy a gusto con una persona que le sepa tratar bien y le conozca a la perfección. Aquí tienes algunas sugerencias:

1. Revisa si el pequeño sabe cuáles son sus responsabilidades con su niño su perro responsabilidades. Es importante que hagáis una lista para que apuntéis las necesidades de la mascota y hasta donde está el pequeño dispuesto a llegar. También debes observar el comportamiento del perro con el niño. Es importante que los dos estén muy a gusto realizando actividades juntos.

2. Es muy importante que el pequeño sepa manejar al perro, es decir, el niño debe ser las órdenes que el perro conoce para poder dárselas cuando sean necesarias. Podéis dedicar un fin de semana a dar unas cuantas clases de entrenamiento para los dos. Si te resulta más fácil, podéis acudir a algunas clases que imparta algún centro especializado.

3. Intenta que el niño sea solidario y llévale a algún refugio para que conozca más perros y vea cual es la labor de los voluntarios que allí trabajan. Si es lo suficientemente responsable y maduro, no le quites la idea de formar parte del voluntariado.

4. Aprender juntos acerca de la historia de la raza de vuestro perro y como ha sido su evolución.

5. Deja que el pequeño tome parte en las decisiones importantes. Apunta al pequeño las fechas en las que debéis ir con el perro al veterinario. Dile que podrá hacer todas aquellas preguntas que necesite.

Los bebés entienden a los perros


¿Sabías que según unos investigadores los bebés pueden saber si el perro está enfadado o no? Los bebés logran entender a los perros aun sin estar familiarizados con ellos. No está claro si los bebés, en realidad, saben que un perro que está enseñando los dientes le puede traer problemas, lo que si detectan son las emociones que el perro transmite, según ha comentado el autor del estudio, Ross Flom.
SEGUIR LEYENDO «Los bebés entienden a los perros»

Perros que detectan ataques de epilepsia


Demostrando una vez más que son el mejor amigo del hombre, muchos perros tienen la capacidad de alertar a las familias de niños con epilepsia que se va a producir un ataque. Los avisos los realizan minutos o incluso horas antes del ataque. Un estudio realizado recientemente asegura que los “protectores” son capaces de evitar mayores problemas al niño poniéndose delante para que no se caigan.

Algunos de los perros que se han investigado eran capaces de empujar al niño para que se alejara de las escaleras principales de la casa. En total, el 40% por ciento de los perros de las familias entrevistadas mostraban reacciones específicas ante los ataques, y aproximadamente el 15% de ellos parecía ser capaz de prever un ataque inminente, según las conclusiones finales del informe realizado por los investigadores.

Las perras son mucho más propensas a este tipo de avisos. Cuatro de cada cinco de los perros eran de razas grandes, como por ejemplo pastores alemanes, golden retrievers y rottweilers. Exactamente, los expertos no saben por qué se produce esta “predicción”, tal vez los animales detecten algún tipo de cambio en el comportamiento del niño o un cambio en el olor del pequeño. En algunos casos, puede ser por cambios en la expresión facial o en la coloración.

Entre los comportamientos estudiados se encontraba el de lamer la cara del niño o el cuerpo. Los expertos creen que los perros actúan así para intentar acortar o eliminar los ataques. Los expertos concluyen que el tener un perro en una familia con un niño con este tipo de problemas asegura la detección de los ataques.

Buenas relaciones entre gatos y niños


Crecer con mascotas es una experiencia maravillosa. Los niños pueden aprender a tratar a los animales con respeto y cariño. Dicho aprendizaje ya les servirá para toda su vida. Éstos son algunos consejos que pueden ayudar a conseguir una buena relación entre los niños y los gatos.

– Enseña a los niños cómo manejar adecuadamente a un gato
Los gatos no deben ser cogidos por la piel del cuello en todo momento. Lo mejor es que el niño coja con cuidado el cuerpo del gato y lo apoye en su pecho, pero recuerda que debe hacerlo despacio y tú siempre tendrás que estar al lado para supervisar por lo menos hasta que veas que al gato le gusta.


Supervisa a los niños y a los gatos
Esto es especialmente importante cuando el animal es nuevo en la familia y todavía no conocéis cómo reacciona, o si está nervioso o no. Enseña a los niños a respetar al animal y no les permitas acosarle hasta que lo arrinconen en una esquina, ni siquiera jugando. El gato puede atacar si se siente amenazado.

– No permitas que le molesten cuando esté comiendo o durmiendo. Debes enseñar a los niños la diferencia entre broma y juego.

– Cuando veas que van a jugar enseña a los pequeños que no los juegos no deben ser bruscos. Los gatos se entretiene con cualquier juguete u objeto, por ejemplo: una simple hoja de papel le servirá para estar horas jugando con el niño.

Presentar tu bebé al perro


Tener un bebé no significa tener que decir adiós a tu perro. Lo que si vas a tener que hacer es conseguir que los dos “bebés” de la casa se conviertan en los mejores amigos. Los expertos sugieren que la preparación para la llegada del bebé con suficiente antelación y la toma de algunas precauciones pueden evitar fricciones y celos entre el pequeño bebé y el bebé peludo. Recuerda que vas a tener que repartir mimos para los dos.
SEGUIR LEYENDO «Presentar tu bebé al perro»