Cuidados para el Golden Retriever


Los Golden Retriever son uno de los animales más dóciles de su especie. Normalmente, estos animales participan en actividades caninas por su carácter amistoso y su entusiasmo cuando se divierten. Por su carácter juguetón e hiperactivo el Golden Retriever debe ser tratado con mucha paciencia y sobre todo, no debe ser dejado mucho tiempo solo.

Este perro tiene una cantidad de pelo por lo que es recomendable cepillarles siempre que se pueda. Se les debe bañar, al menos, una vez al mes y revisar que no tengas pulgas ni garrapatas. Estos perros captan con gran facilidad las emociones humanas por lo que se debe tener cuidado a la hora de expresarse con ellos para que no se equivoquen durante su aprendizaje. Revisa los tonos de voz con los que le hablas ya que si por ejemplo le estás regañando por alguna travesura que haya hecho, captará fácilmente las emociones y se puede poner muy triste.
SEGUIR LEYENDO «Cuidados para el Golden Retriever»

El inteligente Golden Retriever


Si hay un perro amistoso y cariñoso es, sin duda, el Golden Retriever. Es un perro muy sociable que adora el contacto tanto de otros perros como de los humanos. Pero sus habilidades no terminan ahí, ya que su inteligencia y el resto de sus cualidades lo hacen ser el perro de rescate ideal, además de ser utilizado como perro de asistencia y como lazarillo para las personas ciegas. Su gran sensibilidad también los hace aptos para ser utilizados en la terapia con animales.

La raza nació en Inglaterra, producto de los cruces entre Retriever y Spaniel de Agua Tweed, para luego añadir algo de Bloodhound y de Setter Irlandés. Fue en la década de 1890 cuando la raza ya existía como tal.

Es su característico pelaje dorado lo que le da su nombre, y debe ser denso y resistente al agua, pudiendo ser recto o totalmente ondulado. Según va creciendo, su pelaje se puede ir volviendo más claro o más oscuro, además de irse blanqueando la zona del hocico y la piel. Posee flecos de pelo en las patas traseras, el cuello, el pecho y la cola.

La altura de los machos puede oscilar entre los 56 y los 61 centímetros y pesar entre 31 y 36 kilos, mientras que las hembras miden entre 51 y 56 centímetros y pesan entre 27 y 31 kilos.

El Golden Retriever tiene muy buen carácter y es muy ágil y juguetón, por lo que le encanta dar largos paseos y jugar con todo tipo de objetos como pelotas, palos, etc. Posee un gran olfato y le gusta mucho nadar en el agua. Es muy inteligente, muy vital y, sobre todo, muy dócil.

Quizá la única pega que tienen es que pierden pelo durante todo el año, por lo que será necesario cepillarlos diariamente para mantener su pelaje en perfectas condiciones y evitar que la casa se llene de pelos.