El síndrome del gato paracaidista

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Aunque en un principio el nombre nos pueda parecer cómico, casi de un vídeo de Internet, realmente este nombre hace referencia a una patología con la que están familiarizados todos aquellos que trabajan con gatos o que disfrutan de la compañía de uno de estos animales.

Se denomina así a aquellos gatos que sufren caídas desde una altura de varios metros, bien por curiosidad, por haber calculado mal el salto o simplemente por despiste. Aunque el síndrome hace más referencia a aquellas caídas que se producen desde más de siete metros de altura (dos pisos), realmente se utiliza para las sufridas desde cualquiera.

Causas

No se trata en ningún caso de gatos que se lanzan voluntariamente al vacío, sino debido principalmente al despiste de los propietarios, con la apertura de ventanas y balcones, lugares que la curiosidad del gato les lleva a explorar y por un mal cálculo del salto, pueden caer desde ellos.

También puede deberse a algún objeto que despierta su interés, como las cuerdas de la ropa, o algún pájaro cercano, que les puede llevar a dar un mal paso y caer al vacío.

Según los expertos, existen más probabilidades de que se den estas caídas si el gato no está esterilizado y si tiene menos de dos años. Se produce tanto en machos como en hembras.

Consecuencias

Las consecuencias de estas caídas suelen ser lesiones en la cabeza, los miembros inferiores, el tórax y el abdomen, habitualmente fracturas y lesiones internas. En todo caso, aunque nuestro gato no parezca haber sufrido ningún daño, si se ha caído desde cierta altura, deberemos llevarlo al veterinario para que lo examinen.

Prevención

Lo más aconsejable es cerrar ventanas y balcones y, si queremos tenerlos abiertos, utilizar mallas u otro tipo de protecciones que nos ayudarán a protegerlo de las caídas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *