El pez kulli


Si estás buscando un pez tranquilo y pacífico, que pueda convivir con otros peces que tengas en tu acuario, uno de los candidatos ideales para ello es el pez kully. Se trata de una especie originaria de países como Tailandia o Indonesia y al que le encanta estar en compañía de otros peces, tanto que no puede hacerlo solo. Por ello, es aconsejable que comparta su hábitat con al menos una docena de peces.

A primera vista, nos puede parecer casi una serpiente, porque se trata de un pez alargado, que puede llegar a medir unos quince centímetros y tiene unas aletas muy pequeñas, que es difícil ver a simple vista. Por otro lado, su cuerpo oscuro está recorrido con unas bandas por todo el cuerpo, de color anaranjado o amarillo, lo que nos recuerda aún más a uno de estos reptiles. De las comisuras de su boca parten seis bigotes, tres de cada lado. En su boca también presentan tres pares de barbillas.

Su alimentación es muy sencilla, ya que se trata de peces omnívoros, por lo que aceptan igual comida en escamas, plantas, o larvas de mosquito, pero sobreviven perfectamente con comida comercial para peces. Suelen permanecer en el fondo del acuario, donde se alimentan y donde les gusta nadar y son de hábitos nocturnos.

Para que el animal viva en perfectas condiciones, el acuario debe tener como mínimo cien litros y debemos colocar en él plantas, rocas y otros objetos que le permitan encontrar un rincón oscuro donde resguardarse durante el día. El agua debe estar en torno a los 24 grados y la iluminación debe ser tenue. Lo mejor es que el sustrato del acuario sea de arena, ya que les gusta esconderse en ella.

Peces, Razas,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *