El pequeño conejo Rhynelander


Tener un conejo como mascota es una práctica que cada día ganas más adeptos, ya que son muchos quienes disfrutan de compartir su vida con este mimoso y asustadizo animal. Existen muchas razas de conejo que podemos tener como mascotas, pero sin duda las más populares son las razas enanas, porque son más manejables y más fáciles de alojar en una vivienda. Entre las más populares se encuentra la raza Rhynelander, cuyos ejemplares rara vez miden más de 25 cm y pesan entre 1 o 2 kg, lo que los convierte en unos adorables peluches.

Lo más llamativo de esta raza son sus largas orejas, siempre erguidas, que miden unos 6 centímetros. Su pelaje es corto y sedoso y de color blanco, aunque suele presentar algunas manchas en la parte posterior del cuerpo, en las orejas, en el hocico y alrededor de los ojos, que pueden ser de color oscuro o marrones.

Suelen mudar este pelaje dos veces al año, pero para eliminar el exceso de pelo es conveniente cepillarlo todos los días para mantener su pelaje en perfecto estado.

Aunque son conejos pequeños de tamaño, no es conveniente que los tengan como mascotas niños muy pequeños, ya que son animales delicados que no soportan el trato brusco que, sin darse cuenta, les proporciona un niño.

En cuanto a su alimentación, como todos los conejos son vegetarianos, por lo que en su dieta deberemos incluir zanahoria, coles, lechuga, espinaca, acelga, pepino, tomate, remolacha, entre otras verduras hojas de árboles, paja fresca, alfalfa, heno y algunas frutas. Les daremos de comer dos veces al día y debemos acordarnos de que siempre tengan agua disponible, sobre todo en las épocas de calor.

Conejos, Razas,
>

También te puede interesar...

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *