El enigmático Perro Lobo Checoslovaco


Por el año 1955, en la antigua Checoslovaquia y con motivo de llevar a cabo diversas investigaciones científicas, se cruzó un pastor alemán con un lobo de Carpacia. Sin embargo, no fue hasta 1982 cuando se reconoció a una de las razas de canes más misteriosas de cuantas haya, el Perro Lobo Checoslovaco.

Lo que más nos llama la atención al observarlo es su elegancia y su robustez, ya que los machos alcanzan como mínimo los 65 centímetros y los 26 kilos y las hembras suelen rebasar los 60 centímetros y los 20 kilos. Como su propio nombre indica, este perro es similar a un lobo: fuerte, con cuerpo rectangular y piernas rectas. El pelaje es corto y se adapta a las estaciones, de un color que abarca des del amarillo-gris al plata-gris. La calidad de visión nocturna es proporcional al grado de reflectancia de su tapetum lucidum. Por eso sus ojos son más vistosos que los de otros perros al alumbrarle con una luz por la noche.

Al tener una parte de perro y otra de lobo, su entrenamiento se hace muy complicado y hay que adiestrarlo con firmeza. Por este motivo, no está recomendado para gente que no pueda cuidar activamente de él, ya que necesita hacer bastante ejercicio. De hecho, tiene una resistencia formidable que le permitiría correr unos 100 kilómetros al día. Además, no necesita unos cuidados excesivos y con el cepillado diario basta, ya que no desprende un gran olor corporal. Sufren, eso sí, de displasia de cadera, una enfermedad muy común en este tipo de perros. Si consigues su afecto será tu mejor aliado y el mejor guardián del hogar, ya que es un animal extremadamente cariñoso con la familia pero no con otros animales o extraños.

Razas,
>

También te puede interesar...

1 comentario

  1. En éste artículo se habla del perro lobo checoslovaco con algunos comentarios erróneos ya que se habla de él como un hibrido entre perro y lobo. Se hace un comentario sobre su entrenamiento que no se aproxima en nada a la realidad ya que es un animal extremadamente inteligente y no existe raza alguna con menor numero de repeticiones para entender un ejercicio. Necesita una motivacion que en muchos casos basta con la simple comida o caricias, como cualquier otra raza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *