Entrenamiento de perros guía


Esperando el autobús, en un paso de peatones, en el metro en hora punta… son muchos los lugares en los que podemos ver cómo trabaja un perro guía ayudando a su amo a superar obstáculos, a cruzar cuando no hay peligro a, en definitiva, ser los ojos que aquellos que no pueden ver.

Esta capacidad, que resulta sorprendente e incluso a veces increíble, es fruto de un esmerado entrenamiento que los capacita para ser perros guía.

No todos los perros se pueden utilizar como perros guía, no sólo por su carácter, que debe ser sociable tanto con los hombres como con los otros animales, sino también porque deben tener un alto grado de inteligencia y un tamaño aproximado en torno a los 55 centímetros.

Las razas más utilizadas para esta función son el Pastor Alemán, el Labrador Retriever y Golden Retriever. Es en torno a los doce meses cuando el perro debe comenzar su entrenamiento, que durará unos cuatro meses y mediante el cual aprenderá a obedecer órdenes y desobedecerlas cuando sea necesario para proteger la integridad física de su amo. Lo primero que aprenderá es a acostumbrase al arnés, que es indispensable para su trabajo y además lo distingue del resto de los perros, aparte de ser la herramienta mediante la cual el invidente siente los movimientos que hace el perro. Después aprenderá a esquivar obstáculos, observar si se puede cruzar la calle e incluso evitar obstáculos colgantes que, aunque a él no le afecten sí pueden dañar a la persona que lo acompaña.

El entrenamiento continúa enseñando al perro a subir a los transportes públicos, buscar algún lugar vacío para su amo y permanecer quieto, así como a comportarse en lugares públicos como restaurantes o tiendas. Finalmente, el instructor se vendará los ojos y se dejará guiar por el perro, prueba que será la que determine si el perro es apto para desempeñar las funciones de perro-guía.

Mascotas y bebés


La llegada de un bebé es siempre un gran acontecimiento en cualquier hogar que trastoca la vida de todos sus miembros, y nuestra mascota no es una excepción. Dados los cambios que implica este hecho en la rutina familiar, es necesario prestar atención a nuestra mascota y mostrar una especial comprensión con ella, ya que necesitará tiempo para adaptarse al nuevo miembro de la familia. Una vez lo haya hecho, será una compañía fabulosa para nuestro bebé.

Si tenemos perro, el cuidado del bebé implica dedicar menos tiempo a nuestra mascota. Para evitar celos , deberemos ir introduciendo hábitos en la rutina del animal como mínimo un mes antes de la llegada del bebé, indicándole que no debe ladrar, jugando menos tiempo con él o irlo acostumbrando a que no debe dormir en la misma habitación que el bebé, si normalmente le permitimos dormir con nosotros.

En el caso del gato, su independencia hará que se adapten más rápido a esta situación, pero su curiosidad los puede impulsar a estar cerca del bebé para investigar qué es, subiéndose a la cuna o saltando sobre ti cuando lo tengas en brazos. Dado que lo pueden dañar por accidente, es conveniente poner sobre la cuna una malla protectora de forma que el gato no pueda entrar en ella.

Las mascotas temen sobre todo el rechazo, por lo que es muy importante que les hagas saber que no han sido sustituidos por el bebé, de forma que les sigas dedicando el tiempo y la atención que precisas. Intenta repartir la atención cuando estés con el recién nacido, de forma que no lo vean como un competidor.
Es necesario que lleves a tus mascotas al veterinario para que les hagan un chequeo completo, les desparasiten y ponerlos al día de sus vacunaciones.

¿Por qué y cómo hablan los loros?


Realmente los loros no hablan, sino que se dedican a imitar las palabras que oyen decir a sus dueños. Pero aun así, resulta curioso que el comportamiento que imiten sea precisamente el que al hombre le hace más humano, el lenguaje. Este comportamiento no es nuevo, y ya en la antigüedad era conocida la capacidad de estos animales de imitar sonidos y palabras. Pero, ¿qué lleva a los loros a imitarnos?

En primer lugar, que fisiológicamente están dotados para ello, ya que poseen una lengua que, mediante pequeños movimientos, puede formar palabras, al igual que ocurre en el caso del hombre. En segundo lugar también tiene importancia el hecho de que son animales muy sociables, a los que les gusta estar en grupo, comunicarse y sentirse acompañados y la voz es un instrumento que les sirve para este fin.

Si quieres enseñar a tu loro a hablar, lo primero que debes hacer es crear una buena relación entre el ave y tú, de forma que ésta se sienta confiada. Una forma de enseñarle palabras es hablar con el loro en la relación diaria, nombrando, por ejemplo, los alimentos que le das, o los lugares donde estáis. Es importante que hables con tu voz normal, ya que si le hablas como se hablaría a un niño de meses, será así como el loro aprenderá a hablar.

También es muy importante que premies los logros de tu loro. Como todos los animales, responden muy bien al refuerzo positivo, por lo que una caricia, un comentario motivador o una golosina. Y según vaya aprendiendo, puedes pasar de las palabras a las frases sencillas, que poco a poco el loro irá pronunciando con mayor claridad.

Zooterapia, animales que curan


Cualquier que tenga una mascota conoce los beneficios que su mera presencia tiene sobre su salud. La compañía y el cariño que nos muestran los animales nos ayudan a sentirnos mejor cuando estamos deprimidos y evitan que nos sintamos solos.

Derivada de estos efectos se creó la zooterapia, que es un tratamiento que sirve para prevenir y mejorar enfermedades tanto psíquicas como mentales y que realiza un terapeuta asistido por la compañía de un animal.

Existen tres modalidades de zooterapia, que son la hipoterapia o equinoterapia, es decir terapia asistida con caballos, delfinoterapia, asistida con delfines y visitas programadas a animales de compañía. Quizá lo más impresionante de esta terapia es que no sólo es aplicable con personas enfermas, sino que también se utiliza para prevenir dolencias en personas con mucho estrés o sometidas a situaciones de tensión. En determinados centros laborales de Japón y estados Unidos se permite a los trabajadores tener a sus perros y gatos con ellos, con lo cual se reduce el nivel de estrés y el rendimiento de los trabajadores es mayor.

En lo que respecta a la equinoterapia, se utiliza principalmente como una terapia física en el tratamiento de patologías neurológicas y neuromusculares como parálisis cerebral, esclerosis múltiple o accidentes cerebro-vasculares. También se ha utilizado en niños con autismo y síndrome de Down, que han experimentado una gran mejoría en su calidad de vida y en sus relaciones con los demás.

La delfinoterapia se realiza con los delfines dentro y fuera del agua, y está dirigida sobre todo a la rehabilitación física y mental. Las ondas ultrasónicas que emiten estos animales, junto con su carácter dócil e inteligente ejercen una influencia muy beneficiosa sobre el sistema nervioso de quienes recurren a esta terapia.

El hurón doméstico


Si hay un animal doméstico cuya tenencia se ha popularizado en los últimos tiempos es, sin duda alguna, el hurón. Aunque ha llegado recientemente a nuestros domicilios, este animal, perteneciente a la especie de los mustélidos fue ya domesticado hace 2.500 años y su popularidad como animal de compañía es muy alta debido sobre todo a su simpatía y a ser un animal muy cariñoso y juguetón.

Son animales fácilmente reconocibles por su cuerpo alargado y flexible, sus patas cortas y el antifaz que presentan en la cara. Su pelaje es de color canela o chocolate, aunque también se pueden encontrar ejemplares albinos.

En cuanto a su alimentación deberemos tener en cuenta que no debemos darle dulces, azúcar, frutos secos o alimentos que contengan mucha fibra, ya que su intestino es muy corto y este tipo de comida puede provocarles una obstrucción intestinal. Dado que es un animal carnívoro, la base de su dieta debe ser la carne, y podemos complementarla con pequeños trocitos de fruta, pollo o huevo duro.

El hurón tiene un olor característico, que se hace más fuerte en las épocas de celo. Aun así, no debemos bañarlo demasiado a menudo, ya que perderían la protección natural que les proporciona su pelaje y el olor aumentará. Cuando lo bañes, utiliza champú para hurones o para cachorros de gato y sécalo muy bien.

Es necesario que le prepares una bandeja higiénica con arena de gato donde pueda hacer sus necesidades.

Es un animal muy inteligente, y muy curioso, por lo que tendremos que tener cuidado si lo dejamos corretear por la casa, evitando dejar puertas y ventanas entreabiertas o productos de limpieza a su alcance. Si vive en una jaula, ésta debe ser grande, ya que es un animal que necesita mucho movimiento. Para dormir necesitará un lugar escondido y oscuro.

Los animales y el paso del tiempo


¿Te has fijado como los perros nunca llegan tarde a la hora de su comida? Es curioso como son capaces de recordártelo si es que algún día se te olvida. Cuando somos testigos de este tipo de comportamientos pensamos que tienen una especie de reloj incorporado ¿verdad? Pero, ¿cómo pasa el tiempo para nuestras animales?

Dicen que un año humano equivale a cerca de siete años perrunos. Este mito, siempre se ha producido por la costumbre de querer comparar la esperanza de vida de estos animales con las de los seres humanos. Entonces ¿cómo perciben ellos el tiempo? Lo primero que tenemos que hacer es entender como percibimos nosotros el tiempo. Podríamos decir que cada persona experimenta el paso del tiempo de diferentes maneras en diferentes momentos.

Albert Einstein explicó el principio de la relatividad, explicando que cuando un hombre se sienta junto a una chica guapa durante una hora, simplemente le parece un corto minuto. A pesar de que la experiencia del paso del tiempo es relativa para cada individuo, todos los seres humanos pensamos en él de manera similar. Por ejemplo, nuestros recuerdos están vinculados a cómo entendemos el paso del tiempo.

Nuestra capacidad de recordar hechos en un orden particular, desempeña un papel muy importante en nuestra percepción del tiempo. Los animales son capaces de recordar ciertas rutinas pero, no parece que tengan un concepto del futuro, según algunos estudios. Y te preguntarás ¿qué pasa con las ardillas y otros animales que se proveen de alimentos cuando va a llegar el invierno? Diferentes estudios han encontrado que los animales no dejan de acaparar aun cuando sus fuentes inexplicablemente desaparecen. Simplemente lo hacen por instinto.

Entiende el movimiento de la cola de tu gato


Aunque no tengas un gato en casa, seguro que más de una vez has visto alguno. Y seguro también que cada vez que lo has visto, su cola estaba de una manera o de otra. Quizás la estaba moviendo o quizás no. Es posible también que estuviera estirada o incluso erizada. Son muchas las ocasiones en las que estos animales mueven su cola y siempre que lo hacen quieren transmitir algo.

Si tienes uno en casas, has de saber que cada vez que veas a tu mascota moviendo su cola, él te estará intentando transmitir algo. Tiene algo de decirte. Es por eso por lo que a continuación te mostramos una breve lista con los posibles movimientos que pueden realizar los gatos con sus colas y las posibles causas de estos movimientos.

Si los gatos tienen su cola ligeramente elevada y poco curvada es que entonces ha encontrado algo que le ha llamado la atención.

Si está estirada del todo hacia arriba, lo que está haciendo es transmitir un saludo amistoso a aquel que haya llegado. Si a la vez la balancea estará demostrando además cariño hacia esa persona.

Si tiene su cola levemente curvada hacia abajo, tu mascota estará relajada y despreocupada de todo lo que pueda haber a su alrededor.

Ten cuidado si mueve la punta de su cola de manera enérgica, pues eso significará que está cabreado. En el caso de que no se sólo la punta, y mueva toda ella de forma enérgica mejor no te acerques. Está muy enojado.

Si la estira totalmente y la eriza, también estará mostrándonos su enojo. En este caso estará intentando intimidarnos. Si teniéndola erizada y la arquea, entonces estará preparado para atacar.

Si por el contrario el animal está asustado, su cola estará también erizada pero la situará hacia abajo. Si esta la coloca entre sus patas, seto demostrará sumisión o derrota.

Qué lleva a los gatos a erizar su pelo


¿Alguna vez te has preguntado por qué tu gato u otro cualquiera eriza sus pelos? Es posible que no desconozcas el motivo por el que lo hacen, el miedo. Cuando por ejemplo un gato avista a un perro, o el animal siente que está en una situación de peligro que le está asustando, la inmensa mayoría de las veces si no todas, el minino erizará su pelaje. Hasta aquí lo conocemos todos. Pero ¿por qué ocurre eso?

Pues bien, esta actitud que mantienen los gatos, es muy similar a la que tienen los seres humanos cuando ante una pelea comienzan a gritar o gesticular ante el adversario e incluso expanden su pecho. Son muchos los animales, y no únicamente los gatos, los que optan por este tipo de actitudes cuando creen que van a enfrentarse a una posible pelea. Ocurre incluso con algunos grandes depredadores como son los tiburones.

Así pues, cuando nuestro gato siente que esté en peligro o se crea amenazado, lo primero que hará por instinto será erizar todo su pelo, a la vez que se empine sobre sus extremidades delanteras y arquee su espalda de tal forma que dibuje una U invertida. Pero no se quedará aquí la cosa. A este comportamiento, se unirán dos aspectos más con los que el animal tratará de aparentar mayor ferocidad. En primer lugar echará sus orejas hacia atrás, y en segundo lugar bufará y abrirá su boca lo máximo posible.

Una vez que el animal lleve a cabo esta especie de ritual, el felino buscará aparentar ante el resto que es más grande de lo que pueda aparentar. Si aún así no lograse espantar al que considera su enemigo, lo único que le quedará será o bien huir o bien enfrentarse a él.

Los perros también son envidiosos


Aunque pueda parecernos mentira, nuestros perros pueden llegar a ser igual de envidiosos que las personas. Al igual que nosotros podemos sentir cierta envidia en situaciones concretas de nuestra vida, a estos animales les sucede lo mismo. Los perros son capaces de experimentar este tipo de sensaciones por ejemplo cuando ve que su propio amo está tratando mejor a otro perro antes que a él.

La prueba de ello es un curioso experimento que llevó a cabo una austríaca, Friederike Range, de la Universidad de Viena. Ya se había estudiado este tipo de sentimientos en otros animales como los chimpancés por ejemplo. Pero esta vez se escogió a los perros para comprobar si ciertamente ellos también pueden llegar a sentir envidia o celos. Este experimento en concreto consistía en una prueba bien sencilla que se realizó a perros bien entrenados. Cuando estos pasaban unos obstáculos, eran recompensados. La cuestión era que a unos se les otorgaba mejores recompensas que a otros. Había recompensas que eran salchichas, mientras que otras eran simples trozos de pan insípidos.

Al parecer, los perros que estaban recibiendo pan como recompensa se negaban a obedecer a la hora de pasar los obstáculos. Pero no sólo fue eso. Cual fue la sorpresa de los que estaban realizando el experimento cuando se dieron cuenta de que estos perros además se estaban mostrando hostiles hacia los otros perros que habían recibido salchichas como premio.

Se corroboraba así lo que muchos dueños ya sospechaban, y es que ciertamente estos animales sienten envidia y actúan de peor forma cuando se dan cuenta que son tratados peor que otros. Si tienes en casa un perro como mascota, sabrás perfectamente a que nos referimos.

Aprendiendo algo más de tus pequeñas mascotas


¿Sabías por ejemplo que no debes darle a tu periquito nada de perejil? ¿O que existe un pájaro muy parecido a los cuervos que es capaz de hablar como hablamos las personas? Pues si desconoces las respuestas a estas preguntas no dejes de leer. A continuación te ofrecemos estas y algunas más.

Empecemos con el perejil. ¿Por qué no tienes que dárselo? Pues bien resulta que el perejil, aún siendo un alimento que contiene vitaminas, que es sabroso, y que en los humanos produce un efecto muy beneficioso como es diluir la sangre y evitar la coagulación en nuestros vasos sanguíneos, en los periquitos no ocurre lo mismo con este alimento. Igual que a nosotros nos beneficia, a ellos les puede llevar a la muerte si llegan a ingerir cantidad suficiente. Además si te das cuenta nosotros lo tomamos en pequeñas cantidades, así que si coparas el volumen y peso de un pájaro de estas dimensiones podrás darte cuenta de que darles como alimento esta planta puede no resultar muy saludable.

Vamos ahora con el pájaro que habla como las personas. Aunque parezca mentira, si que existe un pájaro que sin ser el que ya conocemos, el loro, es capaz de hablar incluso mejor que estos. Su aspecto como ya hemos dicho más arriba es muy similar al de los cuervos, y son conocidos con el nombre de Mainates o Minas gigantes.

Cambiamos de tema. ¿Sabías que el corazón de las aves late a muchísimas pulsaciones y que si temperatura corporal también es muy elevada? Pues bien, al parecer son muchos los pájaros cuya temperatura corporal alcanza hasta los cuarenta y dos grados centígrados (en condiciones normales), y sus corazones pueden llegar a latir hasta a novecientas pulsaciones por minuto. ¡Es imposible hasta para un veterinario contar sus pulsaciones mientras les auscultan!