Cuidar las patas de tu perro

Las patas de nuestro perro se deben de cuidar ya que su cuerpo depende de ellas. Te damos unos consejos para cuidar las uñas y almohadillas de tu perro. Seguro que te lo agradecerá y se sentirás más feliz.


Primero coloca a tu perro sobre una superficie en la que no deslice y deja que se acomode sin forzarlo.


Muéstrale tu cariño y caricias para tranquilizarlo, eso le dará la confianza necesaria para que puedas revisarle las patas detenidamente. Cuando tu mascota se haya relajado y descanse, dale un vistazo a todo su cuerpo.


Con una gasa mojada con agua, limpia cuidadosamente entre los dedos y quita toda la suciedad que esté adherida a la piel. Para este te recomendamos paciencia, pues seguro que no se está quieto.


Si el perro tiene el pelo muy largo, recórtale los extremos enredados con una tijera de punta redondeada para no hacerle daño. También es recomendable cortarle el pelo que va rozando con el suelo, así se ensuciará memos.


Si encuentras grietas, heridas u otras lesiones en las almohadillas, límpialas con agua oxigenada y consulta a un veterinario en caso de que veas que se le pueda infectar.


Córtale las uñas con un cortaúñas especial para perros. Hazlo sólo en las puntas, pues en su interior tiene venas y si le cortas mucho le puedes hacer daño. En las extremidades tienen muchas terminales nerviosas.


Con una lima canina, alisa los bordes de las uñas quitando las asperezas e irregularidades para que luego no se haga daño cuando se rasque.


Al terminar el corte, hidrátale las almohadillas de las patas frotándolas suavemente con una gasa untada en aceite de oliva virgen.


Procura que tu mascota ande no sólo sobre superficies blandas, sino también sobre superficies duras que le ayudarán a desgastar las uñas naturalmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *