Cuidados después de la castración de gatos


Cuando decidimos tener un gato en casa, una de las opciones que nos planteamos es la de castrarlo, ya que facilita mucho nuestra convivencia con ellos, evita que se escape y en muchas ocasiones puede evitar que tengan serios problemas de salud. Tenemos que estar muy convencidos de la operación de castrar a nuestro gato, ya que la operación es mucho más que un simple corte.

Esta requiere unos cuidados determinados para que nuestra mascota se recupere al 100%, sin muchas molestias ni complicaciones. Por eso, os queremos traer algunos consejos para que el post-operatorio se vuestro gato sea lo más cómodo posible. En primer lugar hay que encontrar el lugar ideal para colocarle durante la operación, ya que el gato tendrá molestias y hay que propiciarle el ambiente perfecto para evitarle molestias de más o estrés que afecten a su ánimo.

Por ello, recomendamos que busquéis un rincón libre de ruidos y de un calor excesivo en la casa, así como de lugares a ras de suelo para evitar que se caiga, atontado todavía por la anestesia. La alimentación durante las 24 horas siguientes a la operación también es muy importante, ya que hay que evitar alimentarle en 24 horas o de beber en 12, ya que puede provocarle vómitos, causadas por la reacción con los medicamentos y la anestesia.

Y por último, y no menos importante, darle mucho cariño y mimos para que se sienta arropado y querido y sobre todo, seguro. Y es que una operación de esas características y sus respectivas molestias, pueden llevar a causarle problemas psicológicos si no se tratan con cuidado y puede afectarle a su personalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *