Cuidados del cachorro de gato


Una vez que hemos decidido acoger en nuestra casa a un gato, sobre todo si es cachorro, deberemos procurarle unos cuidados básicos de forma que logremos que se acostumbre y se sienta a gusto tanto con su nuevo hogar como con nosotros.

Para evitar que el gatito se ponga nervioso el primer día deberemos intentar que su llegada se produzca sin sobresaltos y evitar que pase de mano en mano por todos los miembros de la familia.

Desde la primera noche será necesario que lo acostumbremos a dormir en su cesta o en el lugar que hayamos designado para él, ya que si nos lo llevamos a la cama luego será muy difícil quitarle esta costumbre. Lo ideal es que no esté en un lugar demasiado aislado para que se vaya acostumbrando a los ruidos de la casa.

Será también necesario, sobre todo si es un cachorrito que ha sido abandonado es llevarlo al veterinario, para que lo desparasite y verifique su estado de salud. También, si está dentro de la edad de vacunación, será necesario vacunarlo de las principales enfermedades del gato como la rabia o la panleucopeina felina.
En cuanto a su alimentación, es necesario darle una alimentación específica atendiendo tanto a su edad como a su raza y recordar que debe tener en todo momento agua limpia en un lugar accesible para él. Si decidimos darle pienso, existen muchas variedades en el mercado específicas para la edad del gatito. Si preferimos darle alimentos naturales, deberemos darle leche tibia, y carne, alimentación que complementaremos con pescados, yogurt, atún en lata, etc.

Se debe prestar especial atención al aseo del gatito no sólo por la salud del animal, sino porque el momento del cepillado se convierte en un momento de complicidad entre el gatito y su amo. Es bueno terminar el cepillado con una caricia o un juego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *