Cuidados básicos de la tortuga de agua como mascota

tortuga-agua
Las tortugas de agua son otra de las opciones para tener una mascota en el hogar. Aunque puede parecer que es algo poco común, lo cierto es que es más habitual de lo que parece que estos animalitos vivan en el hogar. Tan solo se necesitan una serie de cuidados básicos para que estas tortugas de agua se sientan como si estuvieran en su hábitat natural.

Pecera

Uno de los puntos clave para que la tortuga de agua esté bien en casa es elegir bien la pecera en la que va a vivir. Es muy importante comprar una que sea espaciosa para que se pueda mover todo lo que quiera, además de poder tener la suficiente cantidad de agua y profundidad para que nade.

La temperatura es otra de las claves para velar por el bienestar de la tortuga de agua. Lo idóneo es que viva en un hábitat con una temperatura de no menos de 25 grados dentro de la pecera. Para el agua, lo más recomendable son unos 26 grados centígrados como mínimo y de 29 grados centígrados como máximo. Una buena opción para que se pueda alcanzar esta temperatura es poner una lámpara, de las que se denominan ambientadoras, para que proporcione ese calor si no se puede conseguir por la vía natural.

Y también es importante la ubicación de la pecera dentro del hogar. Es básico que esté situada en una zona en la que le pueda dar el sol porque sus rayos son necesarios para que la tortuga de agua se desarrolle, esté sana y viva adecuadamente. Si no es posible, se deberá recurrir de nuevo a las lámparas de ambiente.

tortuga-agua
Y, finalmente, en relación a la pecera hay otro aspecto clave: su limpieza. Es totalmente preciso que esté limpia, sobre todo, el agua, siendo conveniente cambiarla tantas veces como sea necesario con el fin de evitar que se ponga enferma. En el caso de que no dispongas de mucho tiempo para estas funciones, una alternativa es instalar un filtro.

Alimentación

A los consejos anteriores solo queda añadir unas pautas de alimentación para que la tortuga de agua esté bien en el hogar. En primer lugar, hay que tener en cuenta que esta especie animal come de todo, pero nunca es recomendable darle comida cocinada de la que comen las personas.

Su dieta debe basarse en los productos que se venden en las tiendas para mascotas, ya que vienen con los niveles de grasa y composición adecuados. Otras opciones son los peces pequeños vivos y los gusanos de tierra, que también se pueden emplear como suplemento alimenticio.

Y, ¿cuánto comen? La periodicidad varía según la edad. Por ejemplo, cuando son pequeñas es habitual que coman tres veces al día. En la etapa adulta, las ingestas de alimentos pasan a ser de tres o cuatro veces a la semana. Así que hay que estar al tanto para que no les falte comida.

Artículos relacionados:

¿Qué comen las tortugas?

Criar tortugas en casa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *