Cuándo separar a los cachorros de la madre


Cuando nuestra perra tiene cachorros, una de las dudas que nos suele entrar es en relación a cuándo podemos separarlos de la madre. Hacerlo en el momento adecuado es muy importante, ya que si lo hacemos demasiado temprano, le privaremos de parte de su desarrollo psicológico y físico, lo que puede afectar al desarrollo de su sistema inmunológico y causar problemas en el carácter del perro a medida que vaya creciendo.

Esto se debe a que la leche de la madre, como ocurre en el caso de los humanos, es la que va a transmitir las defensas al cachorro para que comience a desarrollar su sistema inmunológico. En cuanto al aspecto psicológico, durante los primeros meses de su vida la madre enseñará al cachorro una serie de conductas que serán esenciales para que el perro se socialice después de una manera correcta, enseñándole los límites que deberá respetar.

Esto le restará agresividad y le permitirá ser un perro más seguro de sí mismo, evitando así miedos que pueden dar lugar a conductas no deseadas.

Es aconsejable dejar al cachorro el mayor tiempo posible con su madre y con el resto de sus hermanos, pero si debemos separarlo, deberemos esperar como mínimo hasta que tenga dos meses de edad, que será cuando se hallará totalmente preparado para ello.

Si adquirimos un cachorro recién separado de su madre, además de asegurarnos de que tiene, al menos, esta edad, también es importante que le permitamos mantener el contacto con otros perros. Muchos propietarios de un cachorro lo evitan por miedo a que el animal sufra algún daño al ser tan pequeño, pero este contacto es esencial para que el animal se desarrolle con normalidad con otros perros.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *