Consejos para llevar a tu perro a un hotel


Si tenemos un perro, una de las opciones para que podamos pasar nuestras vacaciones con nuestra mascota sin tener que dejarla al cuidado de amigos, familiares o desconocidos es buscar un hotel donde admitan mascotas, de forma que podemos alojarnos con nuestro amigo.

El cambio a un hotel, que para nosotros es normal, puede poner nervioso al perro, por lo que es necesario seguir una serie de pautas para evitar que se ponga a ladrar como un loco, mordisquee el mobiliario de la habitación o se pare a orinar en pleno vestíbulo.

Evitar que orine en el hotel

Para ello, es importante no pararnos cuando crucemos las zonas comunes del hotel. A nuestra llegada, antes de entrar a registrarnos, es conveniente pasear al animal para dejar que haga sus necesidades antes de entrar en el hotel. Si aún es joven y vamos acompañados, lo mejor es que nuestro amigo o familiar espere fuera dando un pequeño paseo al perro hasta que terminemos todos los trámites.

Cuando crucemos el vestíbulo al salir o al entrar no nos pararemos, y moveremos la correa de un lado a otro, moviendo al animal para evitar que esté quieto mucho tiempo en el mismo lugar.

Tranquilizarle

Para lograr que el cambio de ambiente sea fácil para el animal, si en casa suele dormir sobre una manta o una cama, la llevaremos con nosotros al hotel. También es aconsejable llevar algún juguete o cualquier otro objeto que le resulte familiar.

También podemos, el primer día, llevar a nuestro perro a dar un pequeño paseo por el hotel y las zonas ajardinadas que rodean a éste, de forma que los olores le resulten familiares y se sienta tranquilo y a gusto. En estos primeros paseos nos aseguraremos de tranquilizarlo ante estímulos que le pongan nervioso (ruidos de aspirador o cualquier otro que lo asuste).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *