Conocer al perro de Montaña de los Pirineos


El perro de Montaña de los Pirineos es una raza de trabajo que se originó en las regiones montañosas de Francia y España, y fue descrita por primera vez hace ya más de 600 años. Son unos excelentes guardianes y son muy leales por lo que se convierten en el perro ideal para familias que viven en el campo. Es una de las razas más grandes que existen.

Físicamente se parecen al Golden Retriever pero la altura no es comparable. Pueden llegar a pesar hasta 140 kilos. Son conocidos a nivel internacional por su majestuosa figura y hermoso abrigo. Son generalmente de color blanco, con tonos que van del gris al beige. Los cachorros suelen nacer con un color de pelo más oscuro y su pelaje se vuelve más blanco a medida que maduran. Esta capa blanca espesa es lo que los hace ideales para climas fríos. Les encanta jugar en la nieve.

Su pelaje es más espeso especialmente alrededor de su cuello. Esto dicen que les sirve para ayudar a protegerse de los depredadores como los lobos, que muerden en el cuello. A pesar de que se adapta bien a climas fríos, también pueden vivir muy bien en las zonas templadas. Son perros muy inteligentes e independientes, por eso son mascotas muy versátiles. Si se sienten amenazados o atacados, pueden llegar a ser muy agresivos, pero no requieren que se les vigile por esa agresividad, ya que solo la utilizan en casos extremos.

Son muy familiares. Los perros de Montaña de los Pirineos pueden tomarse algún tiempo antes de acostumbrarse a vivir en lugares cerrados con una familia amorosa, pero una vez que socializan, estos perros son perfectos para los niños. De hecho, se les conoce como guardianes naturales, ya que son muy protectores con los niños y otros animales pequeños.

Perros,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *