Conocer al ornitorrinco

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Imagínate un animal que tenga un hocico en forma de pico de pato, patas de nutria y cola de castor. Seguramente te parecerá salido de la imaginación de algún científico o escritor, pero éste animal existe, es real y se trata del ornitorrinco, bien conocido por quienes viven en Australia, de donde es originario, aunque también se encuentra en la isla de Tasmania.

Pero las características únicas de este animal no terminan ahí, sino que se trata de una de las dos especies de mamíferos existentes (el otro es el equidna) que se reproducen por huevos en lugar de dar a luz crías vivas, como es habitual en los mamíferos.

Los machos de esta especie destacan por otra particularidad, y es que son de las pocas especies de mamíferos venenosos. El veneno lo almacenan en unos espolones especiales que tienen en las patas traseras y, aunque no resulta letal para los humanos, el contacto con este veneno resulta extremadamente doloroso para nosotros.

El ornitorrinco, para localizar a sus presas utiliza el sistema de electrorrecepcion, es decir, es capaz de detectar los campos eléctricos generados por las contracciones de los músculos de sus presas a través de unos electrorreceptores que tiene situados en la piel de su hocico. Ha desarrollado este sistema para encontrar a sus presas porque las busca en el lecho de los riachuelos en los que vive. Al zambullirse, cierra sus ojos, sus oídos y su nariz, por lo que no puede utilizar ninguno de estos sentidos para la caza.

Cuando no está cazando en los ríos, permanece oculto en los túneles cercanos a estos que él mismo escarba. Es en estos túneles donde también construye su nido para depositar sus huevos, nido que resulta muy parecido al de algunas especies de aves.

Animales,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *