Cómo elegir una serpiente como mascota


No todas las serpientes son mascotas ideales, y de los pocas que los son (no todas pueden adaptarse a tu estilo de vida) es necesario que se realice un buen estudio antes de comprar cualquier serpiente para tenerla como mascota. Hay algunas cosas que deben tenerse en cuenta, una de los más importantes es el tamaño, ya que algunos de estos animales pueden llegar a medir varios metros.

La simple regla de oro de que la más pequeña será la más fácil de manejar, es imprescindible a la hora de seleccionar al animal. Otra cosa a tener en cuenta es la vida del animal. Varias serpientes tienen una vida útil de 20 años o más. Si solo quieres una serpiente debes recordar que vas a tener que estar cuidando más de quince años de ella, así que hazte a la idea de que tu compañera te va acompañar durante muchos años.

Sin embargo, otro aspecto que muchos no tienen en cuenta es el de su dieta. Algunas serpientes prefieren comer alimentos vivos, mientras que algunas serpientes no les importan ingerir alimento congelado. El temperamento de la especie también juega un papel crucial, por lo que no debe ser ignorado, especialmente si se tienen niños en casa.

La opción de tener una serpiente atrapada en el medio silvestre no es en absoluto una opción acertada teniendo en cuenta que tienen un mal temperamento, y más importante aún si el animal tiene posibilidades de sufrir infecciones parasitarias. Del mismo modo, también se tiene que dar la opción de quedarse con una serpiente como única mascota sin tener otras mientras está viva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *