Cómo elegir la raza de gato

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Si uno se va a decidir a adquirir un gato de raza, inevitablemente la elección inicial tendrá que basarse en gran medida en su aspecto. Este planteamiento no tiene nada de malo, con tal de que también se tenga en cuenta que los gatos con pedigrí no sólo tienen un aspecto relacionado con la raza sino que también tendrán sus propias exigencias específicas a la hora de cuidar su salud. Las distintas razas tienen características y caracteres muy diferentes y hay que tenerlo en cuenta.

Las diferencias entre las distintas razas de gatos están menos marcadas que entre las distintas razas de perros, pero hay que tenerlas en cuenta para hacer una buena elección. Algunas razas son enormemente juguetonas y activas, mientras que otras son tranquilas y aparentemente apáticas.

¿Pasamos mucho tiempo en casa o el gato va a estar muchas horas solo? ¿Tenemos tiempo y paciencia para peinar al gato cada día o preferimos una mascota de cuidados sencillos?

Los felinos de ciertas razas se sentirán perfectamente felices dejándolos a su aire disfrutando de una cierta independencia, mientras que otras no dejarán de tratar de llamar nuestra atención a todas horas para que les dediquemos nuestra atención. Si no tenemos en cuenta estos factores, podemos llegar a arrepentirnos de la adquisición de nuestra mascota, por ejemplo por haber subestimado la cantidad de cuidados que el animal requiere o porque resulte excesivamente tranquilo o por el contrario demasiado travieso y excitable.

Todos los gatitos pequeños resultan encantadores, pero cuando los llevamos a vivir a nuestro lado y crecen, quizá sea tarde para descubrir que acicalar a un persa de pelo largo es una tarea pesada y diaria, o que un elegante siamés requiere continuamente nuestra atención con estridentes maullidos, o que el turco van tiene un carácter difícil e impredecible no apto para dueños novatos o poco pacientes.

Por todo esto, aparte de sus características físicas, cuando vayamos a decidirnos por un gato es importante investigar los rasgos típicos de cada variedad, e incluso, si nos es posible, observar distintas razas en criaderos o exposiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *