Causas de que el gato no use el arenero

Share on Facebook5Tweet about this on Twitter4Share on Google+0

Gato-arenero
Los gatos son animales independientes y muy limpios. De hecho, en muchos casos ni siquiera es necesario enseñarles a utilizar el arenero, algo que hacen de manera natural debido a su condición de cazadores, que les incita a esconder su rastro lo máximo posible. Sin embargo, puede ocurrir que de un día para otro tu mascota deje de utilizar el arenero, un problema de conducta que puede solucionarse, aunque no sin antes averiguar cuál es el motivo.

Hoy en Animal Mascota queremos contarte cuáles son las causas más habituales de que los gatos deje de usar el arenero. ¿Te gustaría acompañarnos?

Enfermedades

Si tu gato deja de usar el arenero puede deberse a una enfermedad, ya que algunos trastornos pueden provocar un mal funcionamiento de los riñones o inflamación renal, provocando dolor en el animal. Al asociar el malestar con el arenero, el gato puede dejar de hacer sus necesidades en este lugar. Si tu mascota gime o se queja cuando orina, lo más probable es que éste sea el motivo, así que tendrás que llevarle inmediatamente al veterinario.

Gato-arenero1

El arenero está colocado en un lugar erróneo

También puede ocurrir que el gato no quiera hacer sus deposiciones en el arenero porque éste está colocado en el lugar erróneo. Por ejemplo, colocar la caja en un lugar frío o demasiado alejado puede provocar que el animal deje de usarla. En este sentido, es importante que tengas en cuenta que el arenero no debe estar cerca del comedero, del bebedero ni de las zonas de descanso.

Al gato no le gusta su arenero

También es posible que la causa sea que a tu mascota no le gusta su arenero, ya sea por el material, la cobertura, la altura de entrada, el tipo de piedras o el olor.

Artículo recomendado: Consejos para conseguir que el gato use el arenero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *