Caballos famosos en la Historia


La Historia del ser humano está indiscutiblemente ligada a la del caballo, que le ha permitido comer ayudándole con sus cultivos o ver crecer sus imperios gracias a su capacidad de recorrer cientos y cientos de kilómetros sin agotarse. Este importante papel se ve en la Historia, ya que pocos animales han pasado a la historia tanto como los caballos:

Pegaso: Ya en la mitología el caballo tenía un papel muy importante. Era un caballo volador, el caballo de Zeus, el dios del Cielo y la Tierra en la mitología griega.

Janto, el caballo de Aquiles: Un gran héroe no puede serlo sin su caballo. Janto era un gran caballo de capa negra, con sangre persa pura corriendo por sus venas. Era conocido porque sus patas le permitían correr más que el resto de sus congéneres.

Bucéfalo, el caballo de Alejandro Magno: Pocos nombres se asocian tanto en la historia a la conquista como el gran Alejandro Magno, ya que logró que se reunificaran todas las ciudades estados de Grecia.

Según cuentan las crónicas Bucéfalo era también un caballo de color negro azabache y se le identificaba por una estrella blanca en su frente. Acompañó a Alejandro Magno en todas sus conquistas.

Rocinante, el caballo de Don Quijote: Imposible desligar la imagen de Don Quijote de la mancha. Rocinante era un caballo de raza indefinida, bastante delgado (un rocín, según se recoge en el Quijote, de ahí su nombre). Gracias a él D. Quijote fue capaz de atravesar la Mancha en busca de su amada

Babieca: En esta relación de caballos célebres no podía faltar uno como Babieca, el fiel caballo del Cid Campeador. Aunque no está documentado a qué raza pertenecía, los expertos creen que es un caballo blanco andaluz, el que acompañó al Cid en sus batallas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *