Perros que detectan ataques de epilepsia


Demostrando una vez más que son el mejor amigo del hombre, muchos perros tienen la capacidad de alertar a las familias de niños con epilepsia que se va a producir un ataque. Los avisos los realizan minutos o incluso horas antes del ataque. Un estudio realizado recientemente asegura que los “protectores” son capaces de evitar mayores problemas al niño poniéndose delante para que no se caigan.

Algunos de los perros que se han investigado eran capaces de empujar al niño para que se alejara de las escaleras principales de la casa. En total, el 40% por ciento de los perros de las familias entrevistadas mostraban reacciones específicas ante los ataques, y aproximadamente el 15% de ellos parecía ser capaz de prever un ataque inminente, según las conclusiones finales del informe realizado por los investigadores.

Las perras son mucho más propensas a este tipo de avisos. Cuatro de cada cinco de los perros eran de razas grandes, como por ejemplo pastores alemanes, golden retrievers y rottweilers. Exactamente, los expertos no saben por qué se produce esta “predicción”, tal vez los animales detecten algún tipo de cambio en el comportamiento del niño o un cambio en el olor del pequeño. En algunos casos, puede ser por cambios en la expresión facial o en la coloración.

Entre los comportamientos estudiados se encontraba el de lamer la cara del niño o el cuerpo. Los expertos creen que los perros actúan así para intentar acortar o eliminar los ataques. Los expertos concluyen que el tener un perro en una familia con un niño con este tipo de problemas asegura la detección de los ataques.

La inteligencia de los perros


De acuerdo con los datos obtenidos en una investigación que se ha realizado recientemente, los perros tienen la inteligencia de un niño de dos años. Un perro puede aprender un promedio de 165 palabras, aunque los “superdotados” pueden llegar a conocer hasta 250 palabras. Algunas historias cuentan cómo algunos perros han llegado a reconocer palabras escritas. Este es el caso del perro que era capaz de entregar las cartas a unas niñas.


En realidad, el perro aprendió a diferenciar la longitud de los nombres y entregaba la carta con más letras a la niña cuyo nombre era más largo, y la carta con menos letras a la niña que tenía el nombre más pequeño. Diferentes razas de perro se diferentes por su alta inteligencia y obediencia. El perro más inteligente es el border collie. Le siguen: caniche, pastor alemán, golden retriever, doberman, perro pastor de Shetland y el labrador.


Según los estudios que se están realizando a estos perros, los científicos se están dando cuenta de que los perros pueden pensar y resolver problemas de manera muy parecida a los seres humanos y los primates superiores. Los perros pueden experimentar miedo, ira, felicidad y asco, pero no culpa.

Los seres humanos no se sienten culpables hasta, más o menos, los 4 años de edad. Todavía queda mucho por aprender sobre el mejor amigo del hombre pero lo que está claro es que no debemos pensar que nuestra mascota es un animal peludo que sólo sirve para lucir en los paseos por el parque. ¿Qué pensará tu mascota?

Básicos de belleza canina

belleza canina
El aseo es una necesidad básica que todo dueño debe garantizar a su mascota. Al igual que las personas, los perros necesitan un mantenimiento físico para verse y sentirse mejor. Afortunadamente, los perros no necesitan bañarse con tanta frecuencia como las personas, pero debes estar pendiente de su higiene para saber cuándo le toca su baño o su corte de uñas. En general, las necesidades higiénicas del perro dependerán mucho de la raza y del tipo de pelo que tenga.
SEGUIR LEYENDO «Básicos de belleza canina»

Cómo cortar las uñas del perro


Mantener las uñas de tu perro bien cortadas será mucho más cómodo para todos, aunque quien más te lo agradecerá será tu amigo. Cuando vayas a recortar las uñas de tu mascota lo mejor será que alguien te ayude, así podréis dividiros el trabajo: tú agarras la pata y cortas las uñas, mientras que la otra persona agarra al perro para que no se mueva mucho. No a todos los perros les encanta que les corten las uñas por lo que a veces es más fácil llevarle al veterinario y que termine haciéndolo él.

En las tiendas especializadas encontrarás diferentes tipos de cortadoras de uñas. Deberás “estudiar” las diferencias entre unos y otros, las calidades que presentan y cual se adapta mejor a tu mano para facilitar el proceso. No debes olvidar comprar maicena o polvo astringente que te ayudará a parar la hemorragia en caso de algún corte que le puedas hacer a tu mascota en las uñas. Si compras alguna golosina para premiarle, tu amigo te lo agradecerá.


Si nunca le has cortado las uñas al perro comienza levantando una de sus patas y observando la forma de las mismas. Una vez que notes como los dos estáis cómodos puedes comenzar con la manicura. Procura sentarte en el suelo y no forzarle demasiado las patas para que no se produzcan momentos de tensión innecesarios.

No cortes demasiado las uñas. Si tu perro tiene las uñas de color claro podrás ver claramente hasta qué parte es la que tienes que cortar. Si por el contrario tiene las uñas de color negro, corta simplemente el borde de la uña. Intenta que el corte sea rápido y seco. Si cortas demasiado y empieza a sangrar aplica presión en la punta de la uña para detener la sangre o directamente aplícale el polvo que te hemos comentado anteriormente.

Entrenar al perro para que acuda a tu llamada


Esta es probablemente la orden más importante que vuestro perro debe aprender. Todos los miembros de la familia deben utilizar las mismas palabras clave. No podéis llamarle cada uno de una forma diferente ya que lo que conseguiréis es que el perro no haga caso a nadie. Eso sí, cada vez que obedezca la orden y llegue hasta dónde estáis ya podréis premiarle con palabras cariñosas: ¡muy bien chico!

Lo primero que debéis decir es su nombre y lo siguiente la orden. Con un simple ¡ven! valdrá. Finalmente, como os hemos comentado antes, llegarán los elogios. Con estos elogios vuestro amigo comprenderá que lo que acaba de hacer es muy importante para vosotros. Recordad que la llamada se debe realizar con firmeza pero no con un tono de enfado o enojo.


Si queréis, y sobre todo al principio del aprendizaje, podréis premiarle con alguna golosina. Si véis que el perro está haciendo algo divertido y no es nada peligroso ni para él ni para la gente que pueda estar alrededor, no le fastidiéis el entretenimiento sólo por dejar claro quién manda. Intentad cuando vuelva, si va a realizar el viaje suelto, que vaya siempre junto a vuestra pierna, ya que esto en caso de emergencia os ayudará a cogerle rápidamente.

Hasta los dos años de edad, el proceso de aprendizaje deberá ser practicado de continuo y a diario, aunque siempre hay algún caso especial que ni a partir de los dos años termina viniendo a la primera. Os lo digo por experiencia.

El perro más viejo del mundo


Cuando Janelle DeRouen, de New Iberia, escuchó no hace mucho tiempo hablar de Chanel (el que supuestamente era el perro más viejo del mundo con 21 años de edad) supo que tenía que poner las cosas claras y explicar que Chanel no es el perro más viejo del mundo. Ella podía probar esa afirmación; Janelle es la “mamá” de Max, un perro mestizo con antepasados terrier que celebró su 26 cumpleaños el pasado 9 de agosto.

Después de ponerse en contacto con Guinness World Records y explicar y aportar los datos necesarios sobre Max, el perrito se convirtió automáticamente en el ganador del récord mundial. Calculando su edad humana, el perro tiene un total de 182 años, aunque sólo diciendo su edad perruna es algo increíble que muchos se preguntan como es posible.


El día de su 26 cumpleaños lo celebró en su casa, rodeado de su familia y algunos de sus amigos perrunos. Recibió diferentes regalos entre los que se encontraba el regalo de sus “padres”: un nuevo sofá-cama donde poder descansar bastante mejor.

Nació en 1983, y por el momento no ha tenido demasiados problemas de salud. Ahora está comenzando a tener los achaques propios de su edad; empieza a tener cataratas y un poco de artritis, pero por lo demás está en perfecto estado de salud. Según ha comentado su dueña, la única vez que ha tenido que llevarle al veterinario de urgencia fue cuando tuvo un problema con un diente que finalmente tuvieron que extraerle.

Sobrevivir a un cachorro adolescente


Es encantador, juguetón, muy cariñoso, pero… esas manchas de pis continúan por toda la casa, te ha roto tus calcetines favoritos, le llamas por la calle y ni siquiera te mira. Esto tiene una clara explicación: tu cachorro está pasando a ser un adolescente y como en los niños podemos decir que está en la “edad del pavo”. A partir de los 6 a los 18 meses tu perro comenzará a pasar de la etapa cachorro a la edad adulta, es decir está justo en la adolescencia.

Físicamente, tu perro tiene ya todos sus dientes, pero todavía tiene que masticar bastantes juguetes para endurecer y fortalecer su mandíbula. Su pelo se caerá más a menudo ya que estará cambiando su pelo de cachorro por otro más duro y resistente. Pero… ¿qué me dices del movimiento? Seguro que has notado que el perro se mueve bastante más y resiste mucho mejor el cansancio.

Lo mejor que puedes hacer es intentar buscarle otros amigos caninos con los que pueda correr y saltar para así cuando llegue a casa que esté mucho más relajado. También puedes utilizar juguetes para intentar cansarle y que así duerma mejor: pelotas, frisbee, etc. Debes supervisar todo lo que hace ya que durante esta edad lo más seguro es que intente comerse todo aquello que encuentre a su alrededor: el contenido de la basura, chicles y hasta la ropa.

La mayoría de los perros comienzan a madurar sexualmente entre los ocho y los doce meses de edad; en este momento, las hembras tendrán su primera regla y los machos comenzarán a levantar la pata para orinar. No te preocupes por sus fallos ocasionales de atención. Repite la orden bastantes veces e intenta premiarle cuando lo haga bien. En definitiva: PACIENCIA.

Bowlingual, un traductor de ladridos


Bowlingual es un invento que no es nada nuevo. Ya en el año 2002 una empresa japonesa llamada Takara Tomy lo creó para intentar descifrar el ladrido de los perros. Dicho producto incorporaba un micrófono en el collar de nuestro amigo que registraba los ladridos y los clasificaba según diversas emociones: tristeza, felicidad, enfado, frustración… Un sistema de análisis muy complejo hacía posible esta distinción.


El producto cuenta con sus instrucciones de uso y antes que nada hay que seleccionar una de las 84 razas de perro que se encuentran en la memoria del mismo. Ahora ha recibido una última actualización en 2009 en la que podemos escuchar en palabras emitidas por el aparato lo que solicita nuestro amigo. Así, no debemos extrañarnos al escuchar un «juega comigo» o «estoy triste». Eso sí, de momento sólo lo dice en japonés.

El coste de Bowlingual es de unos 120 dólares en Tokio. El siguiente vídeo muestra su funcionamiento.

Perros que detectan enfermedades


Los perros están siendo entrenados en Gran Bretaña para ayudar a las personas diabéticas cuando estas sufran caídas peligrosamente bajas en sus niveles de azúcar en sangre. El mejor amigo del hombre ya ha demostrado que es capaz de captar la presencia de células cancerígenas, drogas e incluso explosivos.

Su nuevo papel como salvadores de sus dueños ha comenzado a desarrollarse más deprisa debido a los diferentes estudios que se han realizado con ellos. Con híper-sensible morro pueden detectar minúsculos cambios que se producen cuando una persona está a punto de tener un ataque hipoglucémico. De lo que trata el estudio que se acaba de realizar en la Queen’s University de Belfast es de mejorar sus habilidades innatas.

El 65% de las mascotas de las 212 personas con diabetes insulino-dependientes que participaron en el estudio, comenzaban a ladrar, lloriquear e incluso lamer a sus dueños cuando se iba a producir un episodio de hipoglucemia. Uno de los casos estudiados es el de Paul Jackson, quien ya contaba desde hacía mucho tiempo como su amigo Tinker le advertía cuando sus niveles de azúcar eran demasiado bajos y que estaba a punto de sufrir un colapso. Generalmente el perro le lame la cara y jadea a su lado.

Los perros están siendo entrenados en el centro de Aylesbury, para que sean capaces de avisar a su dueño e intentar ayudarles llevando en su bica lo que necesiten. También, en el mismo centro están entrenando a los perros capaces de detectar el cáncer para desarrollar sus capacidades y así ayudar a los enfermos.