Bowlingual, un traductor de ladridos


Bowlingual es un invento que no es nada nuevo. Ya en el año 2002 una empresa japonesa llamada Takara Tomy lo creó para intentar descifrar el ladrido de los perros. Dicho producto incorporaba un micrófono en el collar de nuestro amigo que registraba los ladridos y los clasificaba según diversas emociones: tristeza, felicidad, enfado, frustración… Un sistema de análisis muy complejo hacía posible esta distinción.


El producto cuenta con sus instrucciones de uso y antes que nada hay que seleccionar una de las 84 razas de perro que se encuentran en la memoria del mismo. Ahora ha recibido una última actualización en 2009 en la que podemos escuchar en palabras emitidas por el aparato lo que solicita nuestro amigo. Así, no debemos extrañarnos al escuchar un «juega comigo» o «estoy triste». Eso sí, de momento sólo lo dice en japonés.

El coste de Bowlingual es de unos 120 dólares en Tokio. El siguiente vídeo muestra su funcionamiento.

Perros que detectan enfermedades


Los perros están siendo entrenados en Gran Bretaña para ayudar a las personas diabéticas cuando estas sufran caídas peligrosamente bajas en sus niveles de azúcar en sangre. El mejor amigo del hombre ya ha demostrado que es capaz de captar la presencia de células cancerígenas, drogas e incluso explosivos.

Su nuevo papel como salvadores de sus dueños ha comenzado a desarrollarse más deprisa debido a los diferentes estudios que se han realizado con ellos. Con híper-sensible morro pueden detectar minúsculos cambios que se producen cuando una persona está a punto de tener un ataque hipoglucémico. De lo que trata el estudio que se acaba de realizar en la Queen’s University de Belfast es de mejorar sus habilidades innatas.

El 65% de las mascotas de las 212 personas con diabetes insulino-dependientes que participaron en el estudio, comenzaban a ladrar, lloriquear e incluso lamer a sus dueños cuando se iba a producir un episodio de hipoglucemia. Uno de los casos estudiados es el de Paul Jackson, quien ya contaba desde hacía mucho tiempo como su amigo Tinker le advertía cuando sus niveles de azúcar eran demasiado bajos y que estaba a punto de sufrir un colapso. Generalmente el perro le lame la cara y jadea a su lado.

Los perros están siendo entrenados en el centro de Aylesbury, para que sean capaces de avisar a su dueño e intentar ayudarles llevando en su bica lo que necesiten. También, en el mismo centro están entrenando a los perros capaces de detectar el cáncer para desarrollar sus capacidades y así ayudar a los enfermos.

Bañar al perro


No pienses que tu perro necesita un baño diario como tú, todo lo contrario, si realizas esta acción a diario puedes provocarle una serie de problemas de los que puede que nunca se recupere. No existen directrices estrictas sobre la frecuencia con la que se debe lavar a los perros. Esto dependerá de muchos factores, como por ejemplo: la raza, su salud, su estilo de vida, etc. Aquí tienes algunas pautas que puedes seguir para decidir cuándo lavar a tu amigo:

– Si tu perro tiene pulgas, garrapatas o cualquier otra clase de bicho, debes darle un buen baño para comenzar a suministrarle el tratamiento que necesite para eliminar a los bichos. Utiliza un champú especial que mate a los parásitos y sus huevos. Puede que tengas que continuar lavando al animal una vez a la semana o cada dos semanas, depende de lo que recomiende el veterinario.


– Si el perro tiene el pelo largo, debes implantar una rutina de aseo. Cepíllale y mantén su pelo sin nudos. Piensa que al andar, si es pequeño, arrastrará porquería entre sus faldas. Intenta recortárselas a menudo.

– Como cualquier persona, tu perro puede sufrir alergias que le producirán caspa. Coméntaselo a tu veterinario y compra un champú especial para este tipo de problemas. Si no le puedes bañar demasiado sería recomendable que le compres toallitas húmedas que además de refrescarle le quitarán las pieles muertas de su alergia.

Recuerda que para la mayoría de los perros la hora del baño es todo un problema, por lo tanto intenta hacer ese momento lo más agradable que puedas. Háblale con tranquilidad y de forma cariñosa antes, durante y después del baño.

Si tu perro es atacado por otro perro


Si tienes la mala suerte de que tu perro sea atacado por otro perro, intenta seguir estos consejos:

– Si ves que le van a atacar o que ya se está produciendo el ataque intenta no cogerlo en brazos para protegerlo. Piensa que el perro atacante puede saltar hacia ti para continuar con la agresión y morderte a ti. Recuerda que si tú estás herido no podrás ayudar a tu perro.

– Alivia y reconforta a tu perro después de sufrir el ataque. Ten cuidado con sus reacciones ya que si intentas tocarle la herida producida por el otro perro puede llegar a morderte. Háblale y dile que no pasa nada, que todo va a ir bien con el tono de voz más dulce que puedas, pero no toques la herida.

– Obtén los nombres y los números de teléfono de cualquier testigo ya que no sabes las consecuencias de la herida que tiene tu perro. Si tienes que denunciar es mejor que acompañes tu testimonio con el apoyo de otras personas.

– También debes intentar obtener los datos del perro y del propietario. Eso ayudará a tu amigo ya que el otro perro debe estar vacunado pero tal vez no lo esté y tengan que dar más medicación a tu perro.

– Llévale de todas formas al veterinario aunque aparentemente no sufra ningún daño. Es mejor prevenir que currar y tal vez un pequeño golpe le haya producido algún problema interno que con el paso del tiempo puede ser más difícil de solucionar.

Los perros y el agua


Hay perros a los que les encanta el agua, sin embargo a la mayoría no es que les encante demasiado. De todas formas siempre debes tener cuidado cuando tu perro está en una piscina o cerca del agua del mar, ya que puede sufrir un indeseado accidente. Aquí tienes algunos consejos que te pueden ayudar en la relación de tu perro con el agua.

No arrojes a tu perro al agua. Debes introducirle lentamente ya que todos los perros no son buenos nadadores por naturaleza como por ejemplo el Bulldog Inglés.

– No llames la atención del perro para jugar cuando tires una pelota al agua. Hasta que la pelota no esté en la superficie no lo hagas. Si el perro se lanza con fuerza para llegar hasta donde está la pelota puede hacerse daño al no ver las rocas que hay al lado o al caer mal. Hay chalecos de seguridad para perros que te pueden dar más tranquilidad


– Al igual que con los niños, los perros deben ser obligados a abandonar el agua de vez en cuando para descansar. Proporciónale agua suficiente cuando salga para que pueda beber a gusto. No le dejes beber agua de la piscina (cloro) ni del mar (sal).

– Cuando salga del agua seca los oídos de tu amigo. La humedad puede contribuir a que se creen infecciones.


– Si se ha bañado en la piscina, lo mejor es que procures aclararle cuando termine de bañarse. El cloro y otros productos químicos pueden secar la piel del perro.

– Emplea el tiempo que sea necesario para enseñarle a salir de la piscina. Piensa que es posible que algún día, cuando no estés, se pueda caer al agua. Así, si esto sucede, él solo sabrá salir.

Preguntas que debéis haceros antes de adoptar un perro


Seleccionar un perro para que sea adoptado por la familia es un proceso que debe ser muy estudiado y asumido por todos. ¿Estáis dispuestos a haceros cargo del nuevo miembro de la familia durante una media de unos 10-15 años? Antes de realizar una adopción debéis plantearos una serie de preguntas que debéis hablar antes de dar cualquier paso

¿Qué edad tienen los miembros de la familia? Si los jóvenes de la casa son menores de 7 años, normalmente, no están todavía preparados para asumir esa responsabilidad. Los cachorros no son un juguete. Al adoptar un cachorro y jugar los dos juntos el perro puede producir diferentes arañazos y mordeduras al niño que puede hacer que el perro se convierta para él en algo a lo que debe temer y no querer.

¿Hay ancianos o personas físicamente débiles en la casa? Si es así, hay que tener cuidado con el tamaño del perro que se quiere elegir y la vigorosidad que este tenga.


¿Quién será el principal cuidador del perro? Antiguamente la respuesta era fácil: mamá, pero hoy en día en la mayoría de los hogares los padres trabajan fuera y los hijos están estudiando. Uno de los padres o adultos de la casa debe ser nombrado el cuidador oficial para controlar que al perro no le falta de nada. No se puede dejar toda la responsabilidad a un niño o un joven. Esto no es justo ni para el niño ni para el perro

¿Cuánto puedo gastarme? Eso depende de tu economía, pero es muy recomendable que acudas a perreras para también así salvar a muchos de una muerte segura. Recuerda que no es sólo el gasto del precio del perro, hay otros gastos importantísimos: veterinario, cama, platos, correa, etc.

Captar la atención del perro


Obtener la atención es el primer paso en la enseñanza de cualquier mascota. Pero muchas personas se olvidan de trabajar esta habilidad básica con sus perros. Hay que conseguir que el perro mire donde está el dueño y que no quite la mirada hasta que este le dé la orden que debe realizar.

1. Di el nombre del perro muchas veces. Debes conseguir que el perro te mire. Si lo hace de inmediato enséñale el juguete con el que vais a comenzar a jugar o puedes darle un premio por atenderte tan rápidamente.

2. Repite esta llamada de atención varias veces al día.

3. Juega a menudo con él y recompénsale cada vez que le llames y se gire para mirarte.

4. Si el perro está lejos, llámale y cuando regrese recompénsale. Vuelve a dejar que se vaya lejos y repite el proceso. Debes repetir un montón de veces estas llamadas de atención para conseguir que el perro no se distraiga y no se aleje cada vez más. Verás como al final consigues que vaya siempre a tu lado, o que si se aleja un poco, en cuanto digas su nombre vuelva deprisa.


Aprender a llamar la atención del perro también conlleva el aprendizaje de otras palabras como por ejemplo “SI” o “NO”. Por ejemplo: si vas con él por el campo y observa una ardilla y ves que quiere salir corriendo detrás de ella con un simple NO debes conseguir que se quede a tu lado y no vaya donde tiene pensado. Seguro que poco a poco consigues captar la atención de tu perro y así conseguirás que los paseos sean mucho más agradables.

Perros con ansiedad por abandono


La ansiedad en los perros es un problema bastante común y puede ser un problema bastante pesado. Los perros ansiosos pueden ser muy destructivos o molestos, lo que pone en peligro la relación del perro con su familia. El tipo de ansiedad más común es la ansiedad por abandono. Los perros se estresan al sentirse abandonados por sus dueños, lo que les produce la ansiedad.

Los síntomas de la ansiedad pueden incluir conductas tales como lloriqueos, ladridos, rascar en el suelo y mordisquear todo lo que se le ponga por delante. Dejar al perro al aire libre no es una solución, ya que el problema es que se siente sólo ya que su dueño no está y este problema lo sufre dentro o fuera de la casa.


Afortunadamente, ha habido muchos progresos a la hora de tratar la ansiedad en los perros. Intenta salir y entrar de la casa sin mucho ruido y comienza las ausencias con cortos períodos antes de estar más tiempo fuera. Les puede ayudar bastante realizar ejercicio extra para que cuando lleguen a casa estén más cansados y sólo piensen en descansar.

Fíjate en su lenguaje corporal. Si el perro te recibe poniéndose sobre ti a dos patas puede estar “explicándote” que ha sentido miedo y ansiedad por estar sólo. También debes fijarte en la colocación de sus orejas y de su cola. Si el problema persiste después de intentar buscar soluciones, puedes plantearte llevarle durante las largas ausencias a alguna “guardería” de perros o hablar con el veterinario para un posible tratamiento con medicación.

El calor del verano y los perros


El verano puede ser una temporada muy divertida tanto para tu mascota como para ti. Pero para que los dos lo paséis muy bien debes tomar algunas precauciones para que tu mascota esté feliz y sobre todo fresca y protegida durante estos días calurosos de verano.

Protección solar. Muchas de las preocupaciones que tomas para ti mismo debes tomarlas para tu mascota. Deberás utilizar protección solar si tu perro es de pelo corto y tiene la piel muy blanca o rosácea. Habla con tu veterinario sobre la elección de un buen protector solar y asegúrate de limitar las horas de exposición al sol. Las zonas con las que debes tener más cuidado son las orejas y el morro.


Evitar insolaciones. Limitar y controlar el tiempo que está al aire libre y sobre todo las horas del día a las que está expuesto al sol, es muy importante para que tu perro no sufra ninguna insolación. Si tú tienes calor, ellos suelen tener más. Los perros no son tan eficientes en la refrigeración como nosotros, ya que ellos solo pueden liberar el calor a través de las almohadillas de las patas y por la boca. Cuando ves al perro jadeando y con su lengua fuera es por que está expulsando el calor.

Debes tener un especial cuidado con los perros que tienen el pelo corto (por ejemplo los bulldogs), los cachorros y los perros de edad avanzada. Al atardecer e incluso por la noche déjales que jueguen más tiempo al aire libre. Asegúrate de que tengan en todo momento agua y de vez en cuando introduce en su cacharro algunos cubitos de hielo.

Presentar tu bebé al perro


Tener un bebé no significa tener que decir adiós a tu perro. Lo que si vas a tener que hacer es conseguir que los dos “bebés” de la casa se conviertan en los mejores amigos. Los expertos sugieren que la preparación para la llegada del bebé con suficiente antelación y la toma de algunas precauciones pueden evitar fricciones y celos entre el pequeño bebé y el bebé peludo. Recuerda que vas a tener que repartir mimos para los dos.
SEGUIR LEYENDO «Presentar tu bebé al perro»