Cosas que necesitas saber sobre tu conejo

rabbit
– Si vas a tener un conejo debes estar preparado para compartir con él mucho tiempo. Debes compartir cosas con él como si fuera un perro o un gato.

Esterilizar o no al conejo. Los conejos suelen tener una vida de entre 7 y 10 años. La esterilización o castración son operaciones simples que tienden a reducir o a prevenir los comportamientos territoriales. Además también previenen que el macho orine por todos lados, el mal humor y que muerdan y excaven por todos los rincones de la casa.

Cepilla a tu conejo regularmente para evitar que se pueda tragar las bolas de pelo. Les cuesta mucho vomitar.


– Para mantener sus dientes sanos, los conejos necesitan artículos difíciles de masticar. Para evitar que te destroce los muebles de la casa, cómprale artículos masticables con los que además se pueda divertir.

– Son bastante miedosos. Suelen tener miedo de otros animales y de la gente que no conocen. Cuando le cojas en brazos hazlo de forma segura para que él se sienta a gusto.

– Los conejos, por naturaleza, son muy limpios y ordenados. También pueden ser muy cariñosos, sociales, inteligentes, sensibles, juguetones, curiosos y traviesos. Si decides que convivan con otra mascota deberás estudiar su comportamiento y no forzar la situación.

– Asegúrate de encontrar un veterinario que esté capacitado para prestar la atención necesaria a tu conejo. Puede que tu veterinario más cercano no sepa cómo tratar a tu mascota, así que infórmate bien.

Tener un conejo como mascota


Los conejos son mascotas muy populares por muchas razones. La más obvia es porque son muy suaves y tiernos. Los movimientos rápidos de sus naricitas y sus grandes orejas les hacen irresistibles para los amantes de los animales. Otra razón para su popularidad es que los conejos son ideales para tener como mascota en casa. Son silenciosos, baratos y no necesitan demasiado mantenimiento. Eso sí, antes de salir a comprar un conejo, lee estos consejos para cuidarlos de la mejor forma posible:
SEGUIR LEYENDO «Tener un conejo como mascota»