Enfermedades más comunes de los conejos


Si cuidamos bien a nuestro conejo, le proporcionamos una alimentación adecuada y mantenemos el lugar donde viven en perfectas condiciones de higiene, aumentamos en gran parte las posibilidades de que nuestro consejo se mantenga sano y feliz.

Pero incluso haciéndolo así, puede que llegue un momento en que le notemos apático, falto de apetito y decaído, señales que nos dan la pista de que el animal puede haber enfermado. Estas son las enfermedades más frecuentes que pueden afectar a nuestra mascota:
SEGUIR LEYENDO «Enfermedades más comunes de los conejos»

Controlar la obesidad en los conejos


Uno de los problemas que más afecta a los conejos que conviven con nosotros como mascota es la obesidad, ya que es una de las mascotas que más propensión tienen a engordar, por lo que es habitual encontrarnos con que nuestro conejo va ganando peso sin que, aparentemente, podamos hacer nada para evitarlo.

Sin embargo, cuando notemos que el animal comienza a ganar peso, debemos tomar medidas para evitarlo, ya que de lo contrario, sufrirá obesidad y con ello toda la serie de patologías que suelen acompañar a esta dolencia.
SEGUIR LEYENDO «Controlar la obesidad en los conejos»

Cuidados de los conejos en verano


Las altas temperaturas que acompañan a los meses veraniegos hacen que tengamos que prestar especial atención a nuestras mascotas y tomar una serie de medidas para que no se vean afectadas por ellas. Esto es especialmente importante en el caso de los conejos, ya que no toleran bien el calor y son susceptibles de sufrir un golpe de calor, que podría ocasionarles la muerte.

Por ello, es aconsejable seguir una serie de pautas para cuidar la salud de nuestros conejos durante los meses estivales, especialmente cuando las temperaturas superan los 30 grados, momento en que nuestras mascotas pueden verse afectados por ellas:
SEGUIR LEYENDO «Cuidados de los conejos en verano»

Qué muerden los conejos


Los conejos se han convertido en una de las mascotas predilectas de todos aquellos a los que les gustan los animales pero no tienen que invertir demasiado tiempo en ellos. La alimentación de los conejos suele ser barata, asimismo se les pueden dar de comer otras alternativas como las hojas y cáscaras de hortalizas y vegetales que seguro son muy bien recibidas por ellos.

Durante muchos años los conejos fueron comparados con los roedores por su forma de devorar materiales y objetos. La madera, telas, y hasta plástico si están a su alcance son capaces de desaparecer en un abrir y cerrar de ojos. Por eso, es recomendable que tengan su propia jaula en donde ellos no tengan contacto con este tipo de materiales. Hace años, los investigadores descubrieron que no son familia de los roedores principalmente por la forma de su mandíbula.
SEGUIR LEYENDO «Qué muerden los conejos»

El aseo del conejo


El conejo es un animal muy limpio, pero eso no significa que no debamos ocuparemos de su aseo para que el animal esté en perfectas condiciones. Para ello, deberemos ocuparnos de bañarlo, cortarle las uñas y echar un vistazo a sus dientes, para comprobar que el animal goza de buen estado de salud.

El baño es un momento muy estresante para el conejo, por lo que debes hacerlo siempre sin movimientos bruscos y tranquilizando todo lo posible al animal. Para no destruir la protección natural de su pelo, no debes bañar a tu mascota más de dos veces al año. Debes utilizar un champú con un PH adecuado para su piel y siempre agua templada.

Evita bañarle en invierno, porque se podría resfriar. No debes mojarle los ojos ni las orejas, porque se le podrían irritar. Después del baño, debes secarlo bien, pero no utilices el secador, ya que, además de asustarle, puedes producirle alguna quemadura.

A la hora de cortarle las uñas, es mejor que la primera vez lo haga el veterinario, para que así puedas aprender cómo hacerlo.
SEGUIR LEYENDO «El aseo del conejo»

Parásitos externos de los conejos


La mayoría de los roedores, tanto en cautividad como en libertad pueden ser infestados por parásitos, y el conejo no es una excepción. Es importante detectar lo antes posible si nuestro conejo ha sido atacado por alguno, ya que el picor que resulta de los ataques de estos parásitos hace que el animal se rasque sin cesar, pudiendo llegar a hacerse heridas que, si se infectan, pueden suponer un grave peligro para nuestras mascotas.

Una de las enfermedades más comunes causadas por estos huéspedes indeseados es la sarna. Ésta está provocada por un ácaro que excava galerías bajo la piel del animal. Los síntomas de que nuestro conejo sufre sarna son, entre otros, que se rasca continuamente debido al picor, caída del pelo y una gran desescamación de la piel. Además, notaremos que el animal se muestra inquieto y nervioso en la jaula y suele perder el apetito.
SEGUIR LEYENDO «Parásitos externos de los conejos»

El alojamiento de los conejos


Si nos decidimos a tener un conejo como mascota, antes de nada tenemos que pensar en darle un alojamiento apropiado donde el animal se pueda sentir tranquilo y a salvo. Si tenemos espacio suficiente, podemos construirle una casita de madera, pero si el espacio con el que contamos es limitado, no hay problema en que el animal viva en una jaula.

Si es así, lo primero que debemos tener en cuenta es que tiene que ser lo suficientemente grande para que el conejo se sienta a gusto y no se le quede pequeña. Esto es más importante aún si compramos el conejo cuando es pequeño y crece con nosotros.

Si tenemos un pequeño jardín, podemos ubicar la jaula en el exterior, ya que los conejos se adaptan bien al exterior, pero siempre dejando una zona a la sombra donde el conejo se pueda resguardar del calor, ya que lo toleran peor que el frío. Si la tenemos en el interior de casa, la jaula debe estar bien ventilada y con cuidado de que no esté demasiado cerca de la calefacción.
SEGUIR LEYENDO «El alojamiento de los conejos»

El pequeño conejo Rhynelander


Tener un conejo como mascota es una práctica que cada día ganas más adeptos, ya que son muchos quienes disfrutan de compartir su vida con este mimoso y asustadizo animal. Existen muchas razas de conejo que podemos tener como mascotas, pero sin duda las más populares son las razas enanas, porque son más manejables y más fáciles de alojar en una vivienda. Entre las más populares se encuentra la raza Rhynelander, cuyos ejemplares rara vez miden más de 25 cm y pesan entre 1 o 2 kg, lo que los convierte en unos adorables peluches.

Lo más llamativo de esta raza son sus largas orejas, siempre erguidas, que miden unos 6 centímetros. Su pelaje es corto y sedoso y de color blanco, aunque suele presentar algunas manchas en la parte posterior del cuerpo, en las orejas, en el hocico y alrededor de los ojos, que pueden ser de color oscuro o marrones.
SEGUIR LEYENDO «El pequeño conejo Rhynelander»

Alimentos perjudiciales para los conejos

conejos
Como ya sabes, el conejo es un animal herbívoro, es decir, que su dieta se va componer exclusivamente de productos de origen vegetal y cualquier otro tipo de alimentos puede causarle un gran trastorno digestivo. Sin embargo, aunque le demos sólo alimentos de origen vegetal, debemos procurar que su dieta sea equilibrada y variada, para evitar que esté desnutrido o tenga exceso de peso, lo cual también significa que debemos controlar la cantidad de alimento que proporcionamos a nuestra mascota.
SEGUIR LEYENDO «Alimentos perjudiciales para los conejos»

Los conejos de rabo blanco del desierto


Técnicamente se les conoce como audubonii Sylvilagus y pertenecen a la familia de los lepóridos. Debido a su presencia en las zonas semi-áridas, áridas, praderas, matorrales, bosques de enebro, etc. los conejos de rabo blanco son popularmente llamados conejos de rabo blanco del desierto. Estos conejos se clasifican como los mamíferos del desierto más abundantes, ya que tienen una muy alta tasa de reproducción. Pueden dar a luz entre 4-5 veces en un año trayendo al mundo entre 5-8 crías a la vez.

Las “casas” de los conejos de rabo blanco se encuentran normalmente debajo de hierbas, arbustos y montones de hierba. Suelen tener un peso aproximado de 4 libras y suelen medir entre 33-43 centímetros de largo. Sus orejas suelen medir entre 7-8 centímetros y suelen llevarlas levantadas. No existen grandes diferencias entre las hembras y los machos, aunque ellas pueden ser un poco más grandes.
SEGUIR LEYENDO «Los conejos de rabo blanco del desierto»