Vitaminas para tortugas

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1


¿Tienes una tortuga como mascota? Pues entonces tendrás que tener mucho cuidado de que no sufra avitaminosis, una enfermedad muy habitual en las tortugas de agua debido a la mala alimentación y a la falta de sol de estos animales. Entre sus síntomas se encuentran los caparazones muy blandos, los ojos cerrados, la inactividad y la falta de apetito.

La avitaminosis, déficit vitamínico o hipovitaminosis se define como una falta, falla o deficiencia en la cantidad de vitaminas que el organismo requiere normalmente. En el caso de las tortugas hablaríamos de carencia de vitamina A. Para tratar esta enfermedad es importante darle al animal complejos vitamínicos. Te damos más detalles a continuación.

Causas de la avitaminosis

La hipovitaminosis A es frecuente en los pequeños galápagos cautivos, ya que recibe dietas pobres a base de crustáceos secos. Sin embargo, la dieta debe consistir en pienso/pellets específicos para tortugas y no solo alimentarlas con gambitas. Pero además de una alimentación inadecuada, puede desencadenar una situación de avitaminosis A el mal manejo de las condiciones de su ambiente.

Tratar la enfermedad

Además de tratar las complicaciones derivadas de esta enfermedad común en tortugas (conjuntivitis, otitis, neumonía…), se deberá corregir la dieta de la tortuga y aportar vitamina A (10.000 UI/Kg), una dosis que debe de estar muy ajustada para no producir hipervitaminosis. Por supuesto, también hay que corregir las condiciones ambientales.

Buen uso de los complejos vitamínicos

Afortunadamente, hoy en día son muchas las marcas que comercializan distintos suplementos vitamínicos para tortugas. Si se utilizan correctamente, es decir, con la frecuencia que recomiendan las instrucciones de cada producto o lo que dicte el veterinario, se puede evitar la avitaminosis en algunas tortugas. Es muy importante no excederse, ya que un exceso de vitaminas puede ser incluso más peligroso que la falta de éstas.

1 comentario

  1. En casa las amamos tenemos 10 viviendo en el patio, comen fruta, gallo pinto, atun, carne molida y ya algunas de ellas se han estado apareando y reproduciendose, no hemos logrado que de los huevos nazcan pero hemos tratado de tenerles el habitat apropiado, la mayoria son rescatadas, mis hijas piensan que si han sobrevivido tantos años es porque hemos intentado su bienestar y son felices, asi que solo las disfrutamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *