Ventajas e inconvenientes de los comederos automáticos para perros

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter2Share on Google+1

comedero-automatico
Si quieres que tu perro esté sano y feliz, es importante que esté bien alimentado. Por eso, no solo deberás comprar comida de calidad y adecuada a su edad y tamaño, sino que tendrás que escoger el comedero adecuado. Sin duda, el más práctico es el automático, que va racionando la comida de forma automática, ya sea porque el perro activa el mecanismo o porque el dueño lo ha programado.

Los comederos automáticos ofrecen numerosas ventajas para perros y dueños, pero también hay que tener en cuenta sus inconvenientes. A continuación te hablamos tanto de sus beneficios como de sus desventajas. De esta manera, podrás saber si es una buena opción para ti. ¿Nos acompañas?

Ventajas

Los comederos automáticos son tremendamente prácticos para aquellos dueños que pasan mucho tiempo al día fuera de casa o deben ausentarse varios días. Y es que permiten que los perros tengan su ración diaria en el momento en que suelen comer. Por otro lado, es importante tener en cuenta que en ausencias largas, el comedero automático puede mantener al animal entretenido, ya que estará esperando que el dispensador le lance la comida.

comedero-automatico1
Otra ventaja que queremos destacar es que con este tipo de comederos la comida no está al alcance de bichos, pájaros y ratas. Además, aunque no lo creas, los que cuentan con dispensadores automáticos que pueden ser activados por el animal, permiten que los perros coman lo necesario. Y es que cuando el can se acostumbra a tener disponible una fuente de alimentación permanente, suele evitar los atracones: comen lo necesario. Además, suponen un buen estimulante mental y cognitivo para la mascota.

Inconvenientes

Como te hemos comentado antes, los comederos automáticos también tienen algunas desventajas. Por ejemplo, es importante tener en cuenta que son susceptibles a fallos y averías. Es más, en el caso de que se bloqueen o se rompan, pueden suponer un grave problema, especialmente en ausencias largas, ya que la comida del animal deja de estar disponible.

Por otro lado, con los comederos automáticos hay que estar pendiente de la batería o de las pilas si no se trata de un comedero eléctrico. Por último, queremos comentar que, lógicamente, son más caros que los convencionales.

Artículo recomendado: Alimentos humanos que pueden comer los perros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *