Unos perros callejeros acuden al funeral de la mujer que los alimentaba

Share on Facebook109Tweet about this on Twitter0Share on Google+2

perros funeral
¿Qué te parece si hoy volvemos a explicarte una de esas historia de animales que llegan al corazón? Genial, ¿verdad? ¡Pues vamos allá! Tras contarte la conmovedora historia del perro con tres patas rescatado del río, hoy queremos explicarte algo muy emotivo que sucedió hace unos días en México.

Los protagonistas de esta historia también son los perros, en este caso callejeros, que quisieron acudir al funeral de la mujer que les había estado alimentando durante años. ¿Quieres conocer más detalles sobre esta curiosa y conmovedora historia? ¡Pues entonces no puedes perderte nada de lo que te contamos a continuación!

Una mujer compasiva

Margarita Suárez había pasado la vida siendo compasiva con todos los animales que se cruzaban en su camino. Residente en Mérida, México, era conocida por toda la comunidad por alimentar a los perros callejeros. De hecho, eran muchos los canes que se reunían en la puerta de su casa cada mañana. Además, cada vez que salía a la calle llevaba comida encima por si encontraba algún animal hambriento.

perros funeral1

Con ella hasta el final

Lamentablemente, Margarita falleció hace unos días, aunque hubiera estado orgullosa de saber que los perros callejeros a los que había estado alimentando durante tanto tiempo acudieron al funeral. ¡Sí! ¡Sí! ¡Tal y como lo estás leyendo! Al parecer, los canes hasta siguieron al coche fúnebre desde el velatorio, aunque cuando el cuerpo estuvo preparado para la cremación se dispersaron.

La familia, encantada de tener a los perros allí

Como puedes imaginar, la sorpresa de los encargados de los servicios funerarios fue mayúscula cuando vieron aparecer a los perros. Y aunque en un principio no sabían si echarlos a la calle, finalmente decidieron dejarles velar el cuerpo de su heroína. Lógicamente, y a pesar de su dolor, los familiares de Margarita se pusieron felices de ver allí a los animales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *