Una casa en condiciones para tu conejo
Todos los conejos desean tener un lugar especial en el que pueden retirarse para descansar después de un largo día de juegos. Aquí tienes una serie de consejos a la hora de comprar una “casa” para tu conejo:

– Muchas jaulas para conejos son demasiado pequeñas para proporcionarles un descanso saludable. La casa de tu mascota debe ser lo suficientemente grande como para que el animal se tumbe a lo largo y no dé con sus patas en las paredes.

– El hogar debe ser lo suficientemente alto como para permitir que el conejo no se dé contra el techo cuando está con las patas traseras apoyadas.

– Debes proporcionar al animal una plataforma de madera sobre la que se pueda subir. Esta parte de la casa, le permitirá hacer algo de ejercicio.

– La puerta de entrada y de salida debe ser bastante amplia de manera que el animal no tenga ningún problema a la hora de entrar o salir.

– Las bases de alambre son muy incómodas para los conejos y pueden llegar a producirles dolores en sus patitas. Si la casa de tu conejo tiene un suelo de metal, cubre al menos la mitad de ella con una placa de metacrilato, una madera o unos trapos.

– Además de una zona para hacer sus necesidades, deberás dotar la casa de tu conejito con un plato de comida, un plato para el agua y algunos juguetes. Aún así, el animal debe tener el espacio suficiente para moverse con tranquilidad.

– Existen jaulas de dos o tres pisos y muy anchas para los conejos en las tiendas especializada pero, si eres un manitas, tú mismo podrás “construirla”.