Tipos de pienso para perros

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+2

perro comiendo
Hoy nos gustaría hablarte del pienso para perros, de la gasolina que necesita tu mascota para funcionar durante el día. Como seguramente ya sabrás, la calidad de la comida es muy importante para su salud y no todos los perros necesitan el mismo tipo de comida, ya que en función del tamaño y la raza hay que darles un pienso u otro.

Básicamente podemos dividir los tipos de pienso en seis categorías: razas específicas, razas gigantes, razas grandes, razas medianas, razas pequeñas/mini y todas las razas. Y dentro de cada una de esas categorías podemos encontrar diferencias entre adultos, cachorros, lactantes, light, sénior, esterilizados, cuidado de piel y pelo y hasta para los que tienen problemas digestivos.

La división de los especialistas

don canino
Esta división es la que hacen en Don Canino, una tienda online especializada en mascotas en la que podrás encontrar el pienso que necesita tu perro para llevar una vida feliz y saludable. Para que lo tengas muy fácil, en su página web (doncanino.com) encontrarás las razas de perro que están incluidas dentro de cada una de las categorías que he mencionado anteriormente:

Razas específicas: Bulldog, Bóxer, Chihuahua, Dálmata, Golden, Pastor Alemán, Yorkshire, Setter y algunas más.

Razas gigantes: Gran Danés, Dogo de Burdeos, Mastín y otras razas.

Razas grandes: Pastor Alemán, Labrador, Golden Retriever o Bóxer.

Razas medianas: Bulldog Francés, Bulldog Inglés, Beagle y otras razas.

Razas pequeñas/mini: Bichón Maltés, Chihuahua, Caniche Toy, Grifón Belga y otras razas.

En la categoría de todas las razas encontrarás hasta ocho tipos de pienso para perros en función del tamaño y los cuidados que necesite.

pienso para perros

Las diferencias

¿Por qué hay que elegir un pienso u otro en función del tamaño del animal? Pues básicamente por las diferencias que existen entre el aparato digestivo de un perro grande y un perro pequeño. El grande necesita un aporte energético superior, mientras que el pequeño es más quisquilloso a la hora de alimentarse. Para un perro grande es indispensable incluir antioxidantes en su dieta y reducir el aporte de fósforo. Para el pequeño hay que ir alternando comida húmeda con pienso seco y hacer todo lo posible para que el alimento favorezca un crecimiento rápido, en consonancia con su desarrollo.

Por último, ten en cuenta que con un alimento de calidad que sea de alta digestibilidad lograrás que las heces de tu perro tengan la consistencia adecuada. También sufrirán menos flatulencia y absorberán una cantidad mayor de nutrientes en cada ración, algo que a la larga se traduce en un ahorro en la compra de alimento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *