Tipos de ninfas
Los amantes de las mascotas buscan cada vez animales más exóticos o raros para poder tener en su hogar, criarlos y que se conviertan así en sus nuevas mascotas. Aunque hay gente que nunca se plantearía tener como mascota un animal que no fuera un perro, gato, pájaro, hámster o los de siempre, hay otras personas que precisamente lo que buscan es un animal que no tenga nada que ver con las típicas mascotas.

Si además te interesa dedicarte a la cría de alguna especie, las aves son una de las mejores opciones para empezar, y entre las muchas que puedes encontrar destacan las ninfas, con muchas variedades diferentes. En realidad, todas las variedades de ninfas que hay son mutaciones de la original, y la verdad es que su cría se convierte en un mundo apasionante para quien se adentra en él.

Las principales variedades

Ninfa gris: es la más común y la encontrarás prácticamente en cualquier tienda especializada en mascotas. Su plumaje es gris y su principal característica es que tiene un penacho amarillo en la parte superior de la cabeza, además del rostro también en ese color.

Ninfa albina: tiene los ojos rojos, aunque algunas nacen con los ojos negros. Es muy blanca o amarilla, sin tener ningún color oscuro que predomine en su plumaje.

Tipos de ninfas
Ninfa arlequín: no tiene un color uniforme sino que su plumaje se caracteriza por tener un poco de colores como el amarillo, el negro o el gris por todo su cuerpo.

Otras: las anteriormente citadas son las más comunes, pero hay muchas más que suelen llamarse tomando como referencia el color de su cara. Las hay de muchos colores y con múltiples características, únicamente deberás buscar la que más te guste para dedicarte a su cría, o bien criar diferentes variedades para conseguir resultados más originales.