Tener una serpiente como mascota
Las serpientes son fascinantes y suelen ser animales muy mansos. Sin embargo, las serpientes son, evidentemente, una mascota que no debe ser adquirida por cualquiera. Ellas tienen unas necesidades únicas y sólo deben ser cuidadas por aquellas personas que realmente las van a cuidar y van a atender sus necesidades tal y como se merecen. Antes de comprar una serpiente deberás valorar algunos de los temas que aquí te exponemos:

• Al elegir una serpiente como mascota estás adquiriendo un compromiso a largo plazo con el animal. Algunas pueden llegar a vivir más de 20 años.

• Recuerda que debes estar dispuesto a alimentar a tu amiga con otros animales. Aunque puedes ofrecerle otros animales que ya estén muertos y estén congelados para ella, lo mejor es que ella realice la caza en el momento con animales vivos.

Tener una serpiente como mascota
• Son unas artistas del escapismo, así que asegúrate de que su “casa” es a prueba de fugas. Si llega a escaparse de su casa asegúrate de que no podrá llegar muy lejos.

• Aunque son las más bonitas, debes tener cuidado con las serpientes venenosas.

Si finalmente sigues convencido en la adquisición de este tipo de mascotas recuerda que debes comprarla en un criadero especializado en ellas. No debes cazar una en el campo y dedicarte a criarla. Si eres principiante en el tema evita las serpientes excesivamente grandes, constrictor y las venenosas. Si vivís varios miembros de la familia en la casa donde va a vivir la nueva inquilina, deberás informar a todos sobre los cuidados que necesita, su alimentación y sus características generales.