Los sonidos del caballo


Si permanecemos algún tiempo junto a un caballo, nos daremos cuenta de que, al ser un animal que en libertad vive en manada, se comunica continuamente, bien utilizando el lenguaje corporal combinados con una gama de distintos sonidos y soplidos. Aunque los expertos no han podido llegar a determinar exactamente cuál es el significado de cada uno de estos sonidos, si los combinamos con el lenguaje corporal del caballo en el momento de emitirlos podremos hacernos una idea de cuál es su estado de ánimo en cada momento y cómo deberemos tratarlo.

El caballo suele utilizar el relincho para hacernos notar su presencia. Si lo hemos montado un rato, nos bajamos y nos alejamos de él, el caballo relinchará para hacernos saber dónde está. Este comportamiento se deriva del hecho de ser un animal que, cuando está en libertad, vive en manada. Relinchando, cada uno hace saber a los demás miembros dónde está y sabe dónde están los demás. Relinchándonos a nosotros nos hace parte de su manada.
SEGUIR LEYENDO “Los sonidos del caballo”

Los sonidos y los perros


La mayoría de la gente sabe que la audición de un perro es más sensible que la de los humanos, pero tal vez no sepan que la naturaleza de los sonidos que los perros escuchan es también diferente. Los perros escuchan tonos mucho más altos. Las personas con un oído muy sensible, no pueden oír por encima de los 20.000 ciclos por segundo, mientras que algunos perros pueden oír por encima de 45.000.

Los famosos “silbidos silenciosos” a veces se utilizan durante el adiestramiento de los animales ya que, son sonidos casi imperceptibles para los humanos pero no para los perros. Los perros más pequeños pueden escuchar tonos más altos que los perros más grandes. Tiene que ver con el tamaño de sus orejas. Las orejas pequeñas son más sensibles a los tonos agudos porque se amplifican.
SEGUIR LEYENDO “Los sonidos y los perros”